jueves, 19 de febrero de 2009

Orange Market: algunas claves

Suelo creer en que la gente no hace nada malo a sabiendas. Por eso, a veces pienso que si Canal 9 no informa sobre el caso Orange Market es porque hay tanto que no saben por dónde empezar. Por eso he decidido, desde mi humilde posición, dar generosamente a Canal 9 algunas claves que pueden encontrar en cualquier hemeroteca, por otra parte.



1.- ¿González Pons facilitó la concesión de las 13 TDT valencianas a Ulibarri? Recientemente, Alejandro Rodríguez, presidente de la Federación Valenciana de Televisión, afirmaba: "Él ya sabía que le iban a adjudicar las 13 licencias de TDT porque me lo dijo a mí. ¿Cómo lo sabía él de una forma tan fehaciente?". Esa misma pregunta tendría que hacerse más de uno. y la acusación contra Pons no es gratuita. Él fue quien llevó a cabo este proceso.



2.- Álvaro Pérez, presidente de Orange Market (apodado como El Bigotes), negoció en Miami traer los Grammys latinos a Valencia. No es que sea un indicio, pero si una demostración de que nunca tienen suficiente dinero. Con todo lo que han movido en grandes eventos anteriores (visita del Papa, Fórmula 1, Volvo Ocean Race, Copa América y Congresos y mítines del PP) aún querían traer más eventos.



3.- ¿Por qué Camps se niega sistemáticamente a enseñar TODAS las facturas de Orange Market? Siempre he dicho que quien se niega a enseñar algo, es porque la conciencia no la tiene tranquila. ¿Le pasará eso a Camps?



4.- La defensa de Camps es patética. Recientemente se defendía enseñando una foto de Ulibarri y Zapatero saludándose.

¿Qué demuestra esa foto? Nada. Ulibarri es un empresario y se reune con políticos. Esa foto no demuestra nada, como no demuestra nada que altos cargos del PP valenciano acudieran a la boda de Álvaro Pérez o que Garzón y Bermejo cazaran juntos. La cuestión está en que Ulibarri se ha aprovechado de sus contactos con el PP y no de sus contactos con Zapatero.

5.- Orange Market, que recordemos por si alguien aún no lo sabe, es una empresa investigada por corrupción, organizó, a través de empresas subcontratadas, eventos musicales así como eventos deportivos (Fórmula 1, presentación de MacLaren-Mercedes, Volvo Ocean Race), políticos (el Congreso del PP) o religiosos (la visita del Papa). Muchos de ellos los organizó a través de la empresa Vía Cultural. ¿Será verdad lo que tanto tiempo se venía denunciando de irregularidades económicas en estos eventos?

6.- Amiguismo, el plato típico (y normal) del PP valenciano. Serafín Castellano, actual conseller de Gobernación del Gobierno de Camps, lleva diez años adjudicando a dedo obras a la empresa de unos íntimos amigos (Construcciones Taroncher y Asociados SL). El conseller lo ha reconocido y afirma que no ve ningún inconveniente. Pues vale.

7.- A cargarse la ley. En Rocafort (Valencia), una empresa de Ulibarri está ejecutando un PAI sin existir un aval obligatorio por ley. Las obras están en marcha a pesar de que las parcelas para las nuevas viviendas no están registradas. Ahí queda eso.

8.- El secretario de Mediamed (la empresa de medios de comunicación de Ulibarri) lo es también de dos empresas de la Generalitat: VCI y Cabanyal 2010. Curiosamente Cabanyal 2010, la empresa encargada de las expropiaciones de El Cabanyal para su posterior destrucción, era una empresa mixta hasta que la Unión Europea empezó a investigar sus irregularidades. Las empresas privadas se marcharon y dejaron Cabanyal 2010 en manos del ayuntamiento valenciano y la Generalitat.

En fin, ya hay aquí suficiente material de investigación para que Canal 9 se mueva, aunque me parece que esta investigación no la veremos en alguna edición de Dossiers. Lástima.

Actualización: Camps es uno de los implicados en la trama corrupta, según El País, junto a algún conseller o diputado del PP valenciano más. ¿Será verdad? Reconozco que la noticia me ha pillado en calzoncillos.

Actualización 2: Camps lo niega.

4 comentarios:

Irreverens dijo...

Venía yo a comentarte lo que has puesto en la actualización.

¡cómo me gustaría ver a toda esta purria entre rejas!

Kurtz dijo...

Buff...
Pues no te imaginas mis ganas.

Jovekovic dijo...

De momento nos falta por conocer el alcance del reflejo corporativo de los políticos, es decir, aquél que les hace luchar por los intereses de casta, situándolos por encima de los partidarios o de los generales.

Kurtz dijo...

En fin, veremos adónde llega el caso, que se está poniendo interesante.