miércoles, 17 de febrero de 2010

Valencia, la primera

Rajoy pretende perfilarse como alternativa económica a Zapatero para sacarnos de la crisis. Sin embargo, ¿es Rajoy una buena alternativa?
No sé si con Rajoy la crisis (que es mundial) se acabará o no. Lo que sé es que hay una declaración suya que le sigue persiguiendo porque aún no se ha retractado de ella y, desde mi punto de vista, le hace perder cualquier credibilidad que pudiera tener.
La declaración a la que hago alusión es la de que si ganaba las elecciones (la declaración la hizo durante la campaña de las elecciones generales de 2008) exportaría la política de Camps al resto de España. Precisamente en aquel 2008, cuando empezaba a hablarse de la crisis, la Comunidad Valenciana ya era la autonomía con peor evolución económica. Aquel año el PIB creció un 0,3%, situando a nuestra comunidad en la cola. Y eso a pesar de los grandes eventos y sus promesas de riqueza.
En 2009, ya sufriendo lo peor de la crisis, las cosas no han ido mejor para la Comunidad Valenciana, que junto con Murcia (otra comunidad gobernada por el PP), ha liderado constantemente el ránking de desempleo.
Rajoy dice que tiene la fórmula para generar empleo. Pues que obligue a los presidentes autonómicos de su partido a aplicar esas fórmulas. Y entonces podrá hablar de alternativas.

2 comentarios:

julian dijo...

Está claro que rajoy no es una buena alternativa y eso es lo que más miedo da,que no haya nadie que sea realmente una alternativa al gobierno.Precisamente el modelo de camps no es que sea un ejemplo de buen hacer.Más bien todo lo contrario,un modelo perfecto de como no se debe gobernar.Un saludo kurtz.

Kurtz dijo...

Ahí has dado en el clavo: no hay una alternativa clara o real a lo que ahora mismo tenemos. Y esto pasa a nivel nacional, y a nivel autonómico en la Comunidad Valenciana.
Un saludo.