lunes, 22 de febrero de 2010

La prueba definitiva de que vivimos una crisis

He encontrado la prueba definitiva de que la crisis es real. Y la prueba no es que los empresarios estén despidiendo a trabajadores a diestro y siniestro, o que cada vez haya más vallas publicitarias disponibles. Fue lo que me ocurrió ayer por la noche mientras volvía a casa para cenar de casa de una amiga.
El caso es que pasé por delante de lo que parecía ser un club de alterne (supuse que sería eso). En su puerta había dos hombres. Uno de ellos se me acercó y me preguntó: "Perdone caballero, ¿Quiere tomar unas copas con unas chicas?".
De aquí ya deduje un par de cosas. La primera es que tengo que afeitarme ya, porque es la primera vez que unos adultos me tratan con esa formalidad (que lo hagan los niños vale...). Y la segunda deducción que hice es que, si eso efectivamente era un club de alterne, muy mal debían ir las cosas para que tuvieran que estar captando potenciales clientes (también es preocupante que me vean cara de potencial cliente de un local de esos) en la puerta.

3 comentarios:

julian dijo...

Jajajajajajaja,yo voto por que hagas dos cosas kurtz.Una que te afeites ya ,que luego vas dando una imagen muy seria y dos que quites la cara de vicio que llevabas ayer domingo que vas provocando nen :).

bffy519 dijo...

Si esa amiga era yo y te fuiste a tu casa en dirección a la gasolinera (o los bestias o la rotonda de los anzuelos o como quieras llamarlo), si que era un bar de alterne (si es que en mi barrio tenemos de todo: drogas, bandas, prostitutas, a Rita diciendo que ella nació allí aunque todo el mundo sepa que es mentira...)

Kurtz dijo...

Julian: Jajajaja. Intentaré seguir tus propuestas, pero no prometo nada.

Bffy519: Si es que lo acumuláis todos en vuestra zona. Ya podíais repartir algo. Jajaja.
En cuanto a Rita, eso es normal. Con el perímetro que ocupa, ella puede decir que ha nacido en cualquier parte de Valencia.