viernes, 17 de octubre de 2008

Vuelve la censura del sexo

Recuerdo, cuando era pequeño, haber escuchado aquellas historias del franquismo de gente que acudía a Perpiñán (Francia) para ver películas que en España no podían verse por su contenido subido de tono.
Y en mi ingenuidad, pensaba que esa censura no podría darse en estos tiempos. Pero se da.



Éste es el cartel de la película Diario de una ninfómana, dirigida por Christian Molina y protagonizada por Belén Fabra y Leonardo Sbaraglia y que se estrena hoy. ¿Qué tiene censurable? Pues nada, pero en Madrid no opinan lo mismo y han vetado la exhibición del cartel en marquesinas y autobuses. Supongo que la provocación se encuentra en esa mano que se desliza por el interior de la braguita, porque nadie se ha planteado censurar esos carteles que anuncian ropa interior y lencería. Tampoco a Telemadrid y la COPE les ha gustado el tema de la película, pues han decidido no publicitarla por considerarla una "provocación gratuita". Supongo que en este caso, la provocación está en la palabra "ninfómana".

Pero volviendo al cartel. Tal como nos muestra Flashman en su blog, otros carteles de películas, más susceptibles a ser censurados (la saga Saw, a los que yo añadiría los de la saga Hostel y otras películas de terror similares) no por su "insinuación sexual" pero si por su violencia, se han exhibido con total normalidad. Creo que un niño podría sentirse más impresionado por una mujer desnuda que porta bajo el brazo una cabeza amputada (Hostel 2) que por una mujer que se toca.

Resulta curioso como en muchos países se censura el sexo (la orgía de la última película de Kubrick se censuró en Estados Unidos) mientras que la violencia es permitida (salvo en el caso de mostrar suicidios, como en la última película de Shyamalan). Qué grandes teorías sacaría Freud si estudiase el comportamiento de los censores.

7 comentarios:

Flashman dijo...

Tengo que decir que yo no he visto el cartel de Hostel 2 en ningún soporte publicitario madrileño, de ahí que no lo mencione. Pero con los ejemplos puestos yo creo que vale.

Sorprende también que en la época de un alcalde mucho más rancio y conservador como Álvarez del Manzano no ocurrieran éstas cosas. Aunque en honor a la verdad hay que la decisión de censurar el cartel (finalmente lo he visto en el metro con la parte conflictiva representada como si hubieran rasgado el papel) no parte del Ayuntamiento, sino de la empresa de transportes. La misma que gusta de exhibir alegremente los carteles de las pelis de Tinto Brass.

Mikel Huerga dijo...

Pero como bien sabes, hemos llegado a la sociedad del puritanismo, donde, como bien dices, se acepta una mujer con una cabeza amputada bajo el brazo, pero no una chica metiendo la mano en la braguita.

Es lamentable, y buena caña les están dando por la tele en programas como Buenafuente, CQC, etc...

Y sí, estoy de acuerdo en que un niño tiene cosas peores para ver que esta portada, un fácil ejemplo, cualquier informativo de Antena 3 y programa sensacionalista de Tele5, que eso sí puede ser perjudicial para su desarrollo como persona.

Kurtz dijo...

Flashman: de todas formas, aunque la decisión no parta del ayuntamiento, ellos también tienen parte de responsabilidad, al ser la empresa de trasporte pública.

Mikel Huerga: siempre me ha llamado la atención eso, que produzca más tabú y rechazo el sexo que la violencia.

Beatriz Fernández dijo...

Cuando leí la noticia me sorprendí muchísimo...porque cualquier anuncio de ropa interior, como has dicho antes, es más cercano al sexo que éste. Evitan que se publique la palabra ninfómana y no evitan que se publique la palabra suicidio, violencia, muerte, maltrato...etc...

Mirándolo desde cualquier punto de vista, esta sociedad tan "moderna" que vivimos es CONTRADICTORIA. No se entienden ni los políticos, así que, ¿cómo vamos a entenderlo nosotros?

En fin...seguiremos viviendo en libertad de expresión, pensamiento, etc...

Kurtz dijo...

Lo más curioso, como he comentado por ahí arriba, es que la sociedad "avance" en todo menos en su tabú con el sexo.
En fin...

Angelusa dijo...

Será que masturbarse en inmoral y matar gente no.

Kurtz dijo...

Posiblemente. Te pongo el ejemplo de Estados Unidos (nos guste o no, es el espejo en el que se refleja el mundo): cuando sale una teta en la televisión, se censura. Pero hay ejecuciones que se retransmiten.