martes, 7 de octubre de 2008

La mirada crítica

Debido a mi insomnio, que debe ser crónico, a veces me da por levantarme temprano (después de dormir unas pocas horas o, en contadas ocasiones, no dormir nada). Y lo primero que suelo hacer nada más levantarme es informarme de lo que pasa alrededor del mundo, ya sea por Internet o por la televisión.
Había un programa que me gustaba. Era La mirada crítica, emitido en Telecinco (la cadena que cada día se luce más). Y digo que "me gustaba", porque desde que quitaron a Vicente Vallés, un gran presentador como lo ha demostrado recientemente al presentar el debate entre Obama y McCain en Televisión Española, para poner a María Teresa Campos, el programa ha perdido mucho.
No voy a negarle su calidad a Campos como presentadora (sobretodo cuando entrevista a alguien y logra respuestas como la del otro día del presidente de la AVT que, impasible, afirmó que "no sabemos la verdad del 11 de marzo" y que los encarcelados por este atentado "podrían ser inocentes"); pero creo que ella no sirve para conducir un programa de actualidad y política. Ya se las veía y se las deseaba cuando presentaba los debates políticos en los programas de mañana que presentaba antes.
En fin, cosas de la televisión.

6 comentarios:

Casshern25 dijo...

el prograna da pena, de lo que era a lo que es, cualquier día veo la señora paca en el corrillo que se ha convertido.

filomeno2006 dijo...

La mirada crítica.....¿Hacia don Juan Antonio García Casquero?

Kurtz dijo...

Casshern25: tanto es así que he acabado "teniendo" que ver "Los desayunos de TVE".

Filomeno2006: pues sí, hace unos días, María Teresa Campos lo entrevistó en el programa, cosa que, por cierto, no ha gustado a la derecha mediática.

Jovekovic dijo...

Todo por la audiencia, amigo Kurtz.

Garbanza dijo...

A mi esa mujer no me gusta nada. Creo que despues de tanto estar con esperpentos ha perdido toda credibilidad.
Alguien que tiene a rociito como colaboradora no es seri.

Kurtz dijo...

Jovekovic: pues les ha salido el tiro por la culata, porque con Vallés ganaban audiencia mientras que con Campos la pierden.

Garbanza: desde luego, poca credibilidad tiene desde hace mucho tiempo. Pero ahí sigue...