domingo, 19 de octubre de 2008

Lunar Park

Al igual que me pasaba con otros escritores (como Philip Roth, por ejemplo) mi único contacto con las obras de Bret Easton Ellis era la adaptación cinematográfica de sus novelas (American psycho, Las reglas del juego...). Pero tenía ganas de leer algo suyo y, después de oír hace ya tiempo, lo bien que hablaban de esta novela, decidí leerla.


El autor, protagonista de la novela, nos cuenta una especie de autobiografía en la que se mezcla realidad y ficción. Empieza contando cómo le llegó el éxito literario en plena juventud y cómo se entregó al exceso del alcohol y las drogas. Convertido en un escritor de éxito con familia y dos hijos, trata de dejar sus adiciones sin éxito. Y mientras, empiezan a pasar cosas extrañas a su alrededor: alguien demasiado parecido a Patrick Bateman (protagonista de American psycho) se hace pasar por alumno suyo, su hija insiste en que un peluche con forma de pájaro está vivo, su otro hijo podría saber algo sobre los niños que están desapareciendo en las inmediaciones, alguien está imitando los crímenes de Bateman, lo que hace que aparezca en escena un inspector de policía igual de extraño que el resto de la novela...

Y entre todo esto, podemos encontrar una crítica a la sociedad de la opulencia, a esa falsa creencia del sueño americano y de que seremos felices si lo tenemos todo. Flipé con escenas como la de los padres medicando a sus hijos para evitarles el estrés y con las descripciones de las familias de clase alta en general. Quizá esas escenas sólo pertenezcan a la imaginación del autor. O quizá no. Todo ello narrado con un altísima dosis de ironía y mala leche.
En fin, quedé muy contento con mi primera incursión en la obra literaria de Bret Easton Ellis. Y a partir de ahora, a enmendar el error de no haber leído antes sus novelas.

6 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Estoy absolutamente en falta. No le he leído nada... Intuyo, no obstante, que en esa descripción de la sociedad americana no debe haber inventado mucho. Si acaso puede haber exagerado un poco. Menudo modelo de sociedad que nos vienen proponiendo...Besitos y buen domingo.

Kurtz dijo...

Desde luego, un pelín exagerado es. ¿Real? Tengo pocas dudas.
Besitos.

Belén dijo...

Yo me leí American Psyco y no vi la peli, pero la verdad es que no me quedó muchas ganas, no lo debí leer en el momento apropiado...

besicos

Kurtz dijo...

No me extraña, porque si la película es como la novela. No estoy diciendo que la película fuese mala (en absoluto), sino que simplemente era brutal y despiadada.
Besicos.

Flashman dijo...

Leí "American Psycho" y me pareció brutal. Luego la emprendí con "los confidentes" y la tuve que dejar de puro aburrimiento.

Kurtz dijo...

Hummm...
Pues lo tendré en cuenta.