viernes, 17 de octubre de 2008

El dinero sólo se destina para lo importante

El otro día vi en un informativo una de esas cifras que me puso los pelos de punta: entre Europa y Estados Unidos se van a gastar algo más de 2 billones (billones, no millones) para ayudar a los bancos a superar la crisis.

Lo inquietante de esta cifra astronómica era la estadística que venía a continuación: con tan sólo el 1% de esa cantidad se podría poner solución al problema de la pobreza en el mundo.

Una vez más, el dinero está para las cosas importantes. Qué lástima que a nadie le importe que haya países pobres.

(Imagen tomada del blog de Irreverens).

9 comentarios:

Beatriz Fernández dijo...

Yo sigo confiando en que, quienes realmente pueden (los que cuentan con esas altas cifras de dinero), consigan ayudar a acabar con la pobreza.

Me llaman confiada...

Kurtz dijo...

Si no lo han hecho hasta ahora (y a la vista está que podrían haberlo hecho), dudo que se lo planteen en el futuro.

James Joyce dijo...

Nos han engañado como a bobos. Está claro que poco importa el tercer mundo...

Angelusa dijo...

¡Vaya novedad, kurzt!

Kurtz dijo...

James Joyce: mientras no aparezca por haya petróleo, poco importará.

Angelusa: pues también es verdad.

Irreverens dijo...

Veo que la imagen ha gustado, eh.
:)

Pues ya ves, por aquí. Poniéndome al día de tu blog.

Besets!

Kurtz dijo...

Es que la imagen es realista y demoledora como pocas.
Besets.

diariodeunamujersola dijo...

perdoname por favor por como me voy a referir a continuacion...pero eso es lo que me jodeeeee!!!... no soporto que seamos tan egoistamente ignorantes y nos conformemos con ello....hay miles de personas afectadas por la crisis gente que pierde su techo,su trabajo....y los gobiernos se preocupan de salvar los bancos esta sociedad me asquea...porque todos nos quedamos tan panchos...mientras podamos seguir cubriendo nuestras necesidades....grrrrrrrrrr mira me irrito y estaba de buen humor...
besitos

Kurtz dijo...

Vaya, lo siento.
Pero tienes toda la razón, pues esto es indignante.
Besitos.