jueves, 7 de enero de 2010

Fusiones

Desconozco cómo funciona exactamente el negocio de las televisiones (no soy ejecutivo de ninguna televisión, por suerte o por desgracia), pero si sé una cosa: que es un síntoma de lo loco que está el mundo.
El mes pasado saltaba la noticia de la fusión de Telecinco y Cuatro. La primera, perteneciente a Berlusconi; la segunda, al grupo PRISA, afín ideológicamente, aunque últimamente no lo demuestre mucho, al Gobierno de Zapatero. Dos cadenas que, no sólo por el constraste ideológico, no pegan ni con cola. Ambas tienen una programación bastante diferente, aunque es cierto que la programación de Cuatro también tiende últimamente al morbo, bajo la excusa de mostrar el "realismo social" (mira tú por donde, la misma definición que hace Jorge Javier Vázquez de su programa). Hace tiempo que vinculé la programación de Telecinco y Cuatro por el parecido que estaban alcanzando. Al final, ha sido un hecho. Espero, sin embargo, que Iñaki Gabilondo sobreviva mucho tiempo en ese berenjenal.
Tras esta fusión, se anunció otra, la de La Sexta y Antena 3. Si antes hablábamos de cadenas antagónicas, en este caso se debería hablar de cadenas antagonísimas. La Sexta se caracteriza por mantener algo de calidad en su programación en conjunto; Antena 3 todo lo contrario. Como ya he dicho en otras ocasiones, la programación de Antena 3 siempre se ha caracterizado por buscar el morbo.
En fin, parece que también las televisiones crean extraños compañeros de cama. Es lo que tiene la dichosa guerra televisiva por el fútbol.
En todo este ambiente cabe destacar una buena noticia del mundo televisivo, aunque no tenga nada que ver con fusiones televisivas inverosímiles: TVE ha iniciado este año su andadura sin publicidad y con el segundo canal convertido en un contenedor de contenidos culturales y cine español, europeo e independiente. Algo bueno tenía que traer la caja tonta.

7 comentarios:

Im-Pulso / Félix Soria dijo...

Un matiz, la "fusión" Tele5-Cuatro es en realidad una compra, pues el accionariado de Tele5 (en el que tiene notable presencia el entremado societario de Berlusconi) pasa a controlar Cuatro.

dezaragoza dijo...

A ver cuánto dura lo de la segunda cadena...

Kurtz dijo...

Félix Soria: Cierto, aunque es verdad que ellos prefieren llamarlo "fusión" a llamarlo "compra" (pero gracias por el matiz, las cosas hay que llamarlas por su nombre).

Dezaragoza: Hasta ahora han seguido un camino parecido, así que espero que muchos años.

Irreverens dijo...

A mí también me han decepcionado mucho esas "fusiones". Y lo de Iñaki... no sé, pero dudo de que le dejen decir según qué cosas a partir de ahora.
:S

Quizás, gracias a estas compras, la televisión pública salga ganando.

Kurtz dijo...

En fin, veremos cómo progresa esto, pero de Telecinco nunca me he fiado nada.

Diego dijo...

con los años que tiene se jubilará antes de que le impongan la censura, sino al tiempo.

un saludo

Kurtz dijo...

Ojalá que ni se jubile pronto ni lo censuren.
Un saludo.