viernes, 24 de febrero de 2012

La manipulación periodística en torno a la Primavera Valenciana

No voy ahora a descubrir América si digo que la prensa, en especial la conservadora, se ha dedicado a manipular las concentraciones y manifestaciones valencianas a su antojo. A todo el mundo parece que empieza a darle miedo estas revueltas estudiantiles porque han levantado muchas simpatías alrededor de España y del mundo.
Una de las mentiras que se está difundiendo últimamente es que Compromís está detrás de las manifestaciones. La prensa de la derecha se basa, para justificar esta mentira, en que Compromís registró el dominio primaveravalenciana.com dos días antes de que comenzasen las protestas. El dominio fue registrado el día 18, sábado; es decir, que según la prensa conservadora, las protestas empezaron el día 20. FALSO. Las protestas comenzaron el día 15 y continuaron el día 16 y el 17. El fin de semana no hubo concentraciones en el instituto Lluís Vives, ya que éstas son realizadas por alumnos y profesores los días laborables. Que la prensa conservadora comenzara a cubrir estas manifestaciones el lunes día 20 no implica que éstas comenzaran ese día.
En cuento a la denominación de Primavera Valenciana, el cantautor valenciano Pau Alabajos, uno de los primeros que acuñó esta denominación, da su versión (el texto está escrito en valenciano y castellano). Por otro lado, es cierto que Compromís no ha ocultado sus simpatías por los manifestantes, como lo demuestra el hecho de que algunos de sus más importantes representantes han estado en las manifestaciones e, incluso, algunos han sido agredidos, como la diputada Mónica Oltra o el diputado nacional Joan Baldoví. Pero de ahí a acusarles de estar detrás del movimiento hay un largo abismo. Cualquier día, éstos de Intereconomía señalarán a La Oreja de Van Gogh como instigadores de este movimiento porque tienen una canción, en su último disco, que habla de que "no podrán parar, la primavera que está por llegar".

Otra de las mentiras es sobre el porqué de las manifestaciones. Toda la prensa (progresista y conservadora) cayó en esta mentira, generada seguramente por la desinformación con la que los periodistas de esta país informan: El instituto Lluís Vives no tiene calefacción. Esto originó las concentraciones y manifestaciones. FALSO. El instituto Llíus Vives SÍ tiene calefacción. Lo cual no quita que haya otros institutos sin calefacción. Entonces, ¿por qué se protesta? Por la situación de la Educación pública y contra los recortes en ella. Por esta razón comenzaron las protestas, como se puede ver en la siguiente imagen (donde, por cierto, también se puede comprobar la fecha real del inicio de las protestas).



El instituto Lluís Vives (que, por cierto, tiene fama de contestatario) se ha convertido en un símbolo después de los incidentes que se han registrado. Posiblemente, si los incidentes del primer día hubieran ocurrido en otro instituto, ese otro instituto se hubiera convertido en el símbolo de estas revueltas. Pero ha sido en el Lluís Vives, un instituto que, para más inri, está situado en el centro de la ciudad, a pocos metros del ayuntamiento.

De la anterior mentira surge otra: de los más de cuarenta detenidos, sólo uno es alumno del Lluís Vives. No voy a utilizar el grito ése que ahora se oye de "Todos somos del Lluís Vives" para rebatir esta soberana tontería. El argumento en sí no es falso. Sin embargo, desde el momento en que se produjeron los primeros incidentes, la protesta se convirtió en una protesta generalizada. Es evidente que las miles de personas que han colapsado últimamente Valencia no son todos estudiantes del Lluís Vives. Pero recalco nuevamente que no se está protestando por las condiciones en que pueda estar el Lluís Vives, sino toda la Educación pública valenciana. Y en cualquier caso, recuerdo nuevamente que las concentraciones en el Lluís Vives comenzaron para protestar por la mala situación de la Educación pública, con lo cual, cualquier persona preocupada por este tema podía unirse, sin necesidad de estudiar en el centro. En este enlace se pueden leer algunas razones que justifican el apoyo a las manifestaciones en torno al Lluís Vives.

Desgraciadamente, una batalla que siempre pierden los manifestantes en España, sea cual sea la causa, es la batalla de la información. Por culpa de afines y detractores, los movimientos siempre acaban sufriendo el descrédito. Ayer mismo, en Antena 3, lo único que destacaban de la nueva manifestación de ayer por la tarde en Valencia era que se lanzaron insultos frente al ayuntamiento y frente a los domicilios de la alcaldesa Rita Barberá y el expresidente valenciano Francisco Camps. Como si todo se redujera a eso. Realmente lamentable. Pero el movimiento estudiantil valenciano aún está a tiempo de no caer en esa espiral, si mejora su estrategia de comunicación, si logra refutar coherentemente todas las mentiras que sobre ellos se viertan. Y poco a poco no hará falta ni que corrijamos las portadas de los diarios.



Sí hay que reconocer algo, sin embargo: que estas revueltas estudiantiles han logrado abrir ojos y despertar conciencias. Hace unos días, trabajadores de Canal 9 protestaron en la redacción de Informativos, denunciando la tergiversación de la información sobre las revueltas estudiantiles por parte del canal público valenciano y pidiendo la dimisión de José López Jaraba, director general de RTVV; Luis Redondo, director de Canal 9; Nuria Romeral, directora de Ràdio 9; y Salud Pedrós y Juan José Braulio, respectivos jefes de Informativos. 


3 comentarios:

José Vte. dijo...

Se pretende manipular, pero en este caso creo que la gente se está dando cuenta de cual es la realidad, por mucho que quieran manipular.
Vuelve la peor época de Aznar.

Y lo de Intereconomía, ¡vaya profesionales!, ni hacer montajes saben. ¡Que ridiculez!

Saludos

Nicolás dijo...

La derecha cavernaria y mediática está intentando tapar lo que toda España ha visto y cuando las imágenes son tan impactantes como las de esta semana en Valencia, de poco valen las manipulaciones.

Kurtz dijo...

José Vte.: Lo de Intereconomía es tan ridículo como siempre han sido ellos. Por cierto, que aunque están acostumbrados a las mentiras, hay que ver los mala actriz que es la presentadora.
Saludos.

Nicolás: Siempre han tenido miedo de este tipo de movimientos contestatarios. Pero como dices, de nada servirá está vez las manipulaciones. ¿Dónde están las imágenes de los agentes heridos, de los disturbios, de los manifestantes agrediendo a los policías? Ridículo.