martes, 21 de diciembre de 2010

O se cambia el sistema o nos bajamos todos

Este es el ultimátum que deberíamos lanzar los ciudadanos a nuestros Gobiernos. Lo que no puede ser es que paguemos nosotros, con nuestros trabajos (los que tienen aún) o con nuestras futuras pensiones, por ejemplo, los excesos de la economía de los especuladores. Se rescata con dinero público a bancos y países y después se endurecen las medidas que supuestamente nos sacarán de la crisis.
Vamos, que tenemos un sistema en el que unos pocos juegan con las cartas marcadas y los demás nos dejamos engañar. Así que, o jugamos todos o deberíamos romper la baraja.

4 comentarios:

Nicolás dijo...

Me teme que no nos van a dejar bajar.

Irreverens dijo...

Pues, venga, vamos a sacar todo quisqui el dinero de los bancos.

Y a partir de ahora, el especulador que se pase tres pueblos, que pague con todo su patrimonio y, si no le llega, que lo metan en la cárcel.

Ya verías tú qué rapidito salíamos de la crisis. ¡La madre que los parió!

Josito dijo...

El sistema puede funcionar (véase Alemania), lo que ocurre es que aquí la clase política es nefasta, todos sin excepción.
Un saludo.

Kurtz dijo...

Nicolás: ¿Cómo que no? ¿No ha presionado todo el mundo para combatir la Ley Sinde? Pues unámonos todos para combatir el sistema. ¿O sólo nos vamos a unir cuando vemos peligrar la posibilidad de adquirir algo gratis?

Irreverens: Primeros pasos. Muy bien. Ahora toca concienciar a los demás.

Josito: ¿Y es tolerable un sistema que permite cada cierto tiempo que haya crisis que pagamos los de siempre? A mí no me parece un sistema justo. Yo no hablo de que a un país le vaya bien o mal. De lo que hablo es de que nos regimos por un sistema injusto, en líneas generales. Me da igual que a Alemania le vaya bien cuando ha tenido que asumir recortes drásticos, como el resto de economías del mundo.
Un saludo.