lunes, 13 de diciembre de 2010

"Esta vacuna no cura el cáncer, ni asegura tampoco que las personas vacunadas no puedan desarrollarlo en un futuro"

Recupero hoy mi sección de entrevistas, con ésta, realizada a Alicia Capilla, vicepresidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP).



Pregunta: ¿Cómo y por qué nació la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma?


Respuesta: La Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma surgió ante la falta de respuesta honesta por parte de las Autoridades Sanitarias y Políticas de este país, que antes de intentar encontrar tratamientos para su curación ,han intentado desvincular la acción de la vacuna de sus efectos negativos. Así pues el 9 de julio de 2009 tuvo lugar el Acto de Presentación de la Asociación. Hoy ya somos 20 familias de jóvenes afectadas las que pertenecemos a esta Asociación.

P: ¿Cuál es su objetivo?

R: AAVP es una asociación sin ánimo de lucro que tiene como fin promover la asistencia, información y organización de personas afectadas al presentar efectos adversos.

P: ¿Se siguen registrando más casos de afectadas por la vacuna?

R: Si , recientemente se incorporó una nueva familia sevillana a nuestra Asociación. Sabemos que hay muchos casos en España aunque no forman parte de nuestra Asociación.

P: ¿De cuántos casos tenéis constancia en España?

R: La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) nos ha informado que hasta el 15 de Septiembre 2009 están registradas 508 notificaciones de sospechas de reacciones adversas asociadas a las vacunas frente al Virus del Papiloma Humano.

P: ¿Se han registrado casos similares en el resto del mundo?

R: Lamentablemente ha habido muchos casos similares en todo el mundo. Incluso hay constancia en los informes VAERS (sistema de notificación de reacciones adversas a las vacunas en EEUU) de 84 fallecimientos a fecha 22 de Octubre 2010 y 20.101 notificaciones de reacciones adversas.
AAVP colabora con dos grupos a nivel internacional "Truth about Gardasil" y "Sanevax".
El pasado 12 de marzo se presentó a la FDA un estudio relativo a los peligros de la vacuna del papiloma incluyendo información relativa a niñas afectadas en diferentes países del mundo. En dicho estudio se incluyeron unas gráficas con datos que demostraban que los efectos adversos registrados son comunes a todos los países del mundo.
La gran paradoja con la que nos encontramos ahora es que muchos de los efectos adversos que se niegan al mismo tiempo se reconocen porque se incluyen, no sólo en la ficha técnica del medicamento, que ha sido modificada en varias ocasiones, sino también están registrados en la experiencia post comercialización.
La ficha técnica de Gardasil en EEUU recoge los siguientes efectos adversos que se han producido después de la comercialización: Enfermedades del sistema linfático y sanguíneo, Enfermedades respiratorias, Enfermedades gastrointestinales (náusea, pancreatitis, vómitos), Enfermedades autoinmunes, Enfermedades musculares (mialgia), Enfermedades del sistema nervioso (mareo, síndrome de Guillain-Barré, dolor de cabeza, parálisis, convulsiones, sincope -incluyendo sincope asociado con movimientos tónico-clónicos parecidos a las convulsiones aunque no de origen epiléptico-), Mielitis transversal, Enfermedades vasculares (trombosis). Incluso aparece "muerte".
Estos efectos adversos también son muy significativos en una estadística que nuestra Asociación realizó a 19 niñas.

Cansancio (100%)

Dolores de cabeza y dolores articulares (95%)

Pérdida de fuerza e incapacitación para hacer ejercicio físico (89%)


Mareos, debilidad en las piernas y problemas de concentración (84%)

Vértigos (80%)

Visión borrosa, angustia (74%)

Pérdida de equilibrio, adormecimiento en manos y rodillas y dolores en el pecho (68%)

Irregularidades menstruales e imposibilidad para andar (63%)

Insomnio y sofocos (58%)

Pérdida de conocimiento, sensación de calor, hemiparesia y alteraciones capilares (53%)

Convulsiones, ardor, ataxia y sensibilidad alterada al frio/calor (47%)

Urticaria (37%)

Problemas ginecológicos (32%)

Nistagmo (26%)

Desmielinización (21%)

Insensibilidad al sabor salado (16%)

Vasculitis (11%)

80% de las niñas han estado hospitalizadas y en urgencias.

20% de las niñas han estado en urgencias.

Prácticamente todas ellas han estado en varias ocasiones en urgencias.

Y en cuanto al tiempo de hospitalización:

Menos de un mes 47%

Entre 1 y 2 meses 16%

Entre 2 y 3 meses 11%

Entre 3 y 4 meses 5%

La coincidencia de estos efectos adversos demuestra que si personas distintas, en distintos lugares reaccionan de la misma manera no cabe duda de que es por el medicamento.

P: ¿Se han tomado medidas en esos países; Se sigue administrando la vacuna?

Ni en Estados Unidos ni en Europa se han tomado medidas al respecto. El único país del mundo que ha paralizado la vacunación con Gardasil ha sido India.

P: ¿Existen informes, estudios o datos científicos que avalen las denuncias de la asociación?

R: Existen expertos a nivel internacional como la Dra Diane Harper, investigadora, médica, profesora y directora del Grupo de Investigación sobre prevención del cáncer ginecológico del Norris Cotton Cancer Center en la Dartmouth Medical School de New Hampshire (EEUU), que trabajó durante 20 años en desarrollar la vacuna contra el VPH . En una entrevista dice:

Las pruebas Papanicolau nunca han matado ni han incapacitado a nadie y son una herramienta eficaz para prevenir el cáncer cervical y además previenen más tumores cervicales que los que puedan prevenir las vacunas por si mismas.
La vacuna del papiloma puede inducir más enfermedades que la que realmente quiere evitar.
Vacunar a una niña de once años es como permitir efectuar un gran experimento de salud pública.

En nuestro país existe un sector científico escéptico sobre los beneficios de esta vacunación masiva e incluso existe un manifiesto solicitando la moratoria.
También existen estudios publicados en revistas científicas de prestigio como JAMA, dando cuenta sobre la no necesidad y la peligrosidad de la vacuna.
También hay casos descritos en bibliografía científica de ADEM y neuritis óptica, entre otros posibles efectos adversos.

P: ¿Es tan necesaria la vacuna?

R: Para que una vacuna se comercialice tiene que cumplir tres requisitos ser segura , eficaz y necesaria. Ninguna de estas condiciones se dan con la vacuna del papiloma.

Esta vacuna no es eficaz porque:
No se conocerá la efectividad real antes de 30-35 años dado que el cáncer que se pretende prevenir tarda 30 o más años en desarrollarse y los ensayos que más tiempo han tenido de seguimiento son seis años (fase II) y tres años los ensayos en fase III. Por lo tanto la brevedad de los ensayos es obvia y habría que esperar bastantes años para ver si las personas vacunadas desarrollan más o menos cánceres que las no vacunadas. Creemos que en España donde la incidencia de esta enfermedad es muy baja esperar debería haber sido lo prudente.
No existe estudio o ensayo que haya demostrado que la vacuna sea eficaz en el grupo de edad para el que se ha aprobado, ya que nunca se ha evaluado en mujeres menores de quince años.
No se conoce con rigor científico la duración de inmunogenicidad y si serán necesarias dosis de recuerdo.
La presunta utilidad de la vacuna es sólo la de prevenir una infección por cuatro virus de los más de cien que causan el papiloma y que suele desaparecer de forma espontánea en caso de contagio casi siempre antes de dos años especialmente en el caso de las adolescentes.
No se informa de que la vacuna funciona -si lo hace- únicamente cuando la joven o mujer que la recibe no está previamente infectada por ninguno de los virus de referencia de la vacuna. Por ello creemos que la Administración Sanitaria debería hacer las pruebas previas para confirmar la presencia o no de los tipos de virus señalados.

No es segura:
Teniendo en cuenta los efectos adversos que está produciendo en muchas jóvenes de todo el mundo que estaban sanas antes de vacunarse.
Los informes VAERS hablan por sí mismos de la seguridad de esta vacuna.
En España, las jóvenes de nuestra Asociación han padecido graves efectos adversos, algunas de ellas con amenaza de vida, otras llevan sufriéndolos más de dos años y algunas todavía no están recuperadas. Algunas han estado en sillas de ruedas durante varios meses y han tenido que realizar programas de rehabilitación para poder volver a andar.
Una revisión de seguridad llevada a cabo recientemente por la FDA y por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) demostró que existe una proporción más alta de síncope (desmayos) y de eventos tromboticos venosos (coágulos de sangre) con Gardasil que con otras vacunas.
Además en un estudio realizado por la propia farmacéutica se constata que en el caso de que la mujer esté previamente infectada tiene un 44,6% posibilidades de incrementar el riesgo de contraer cáncer de cérvix si se vacuna.

No es necesaria:
Las mujeres tienen que seguir haciéndose pruebas de cribado -como la prueba Papanicolau- durante toda su vida, ya que se recomienda seguir desarrollando estas prácticas aun en poblaciones vacunadas.
La infección de virus de alto riesgo son los menos habituales en los países occidentales.
A todo ello tenemos que unir el alto coste de la vacuna.


P: ¿Qué respuestas se han dado desde las administraciones públicas responsables?

R: Las administraciones públicas no se han responsabilizado en ningún momento de los efectos adversos que las jóvenes han sufrido o están sufriendo. Creemos que las Autoridades Sanitarias han utilizado una campaña publicitaria que ha sido diseñada para crear miedo en los padres, y así de esta forma vacunar a sus hijas. La publicidad empleada ha sido un engaño ya que se nos ha vendido como la "vacuna contra el cáncer de útero".
Esta vacuna no cura el cáncer, ni asegura tampoco que las personas vacunadas no puedan desarrollarlo en un futuro.
La publicidad que se está dando de esta vacuna puede crear a la larga una falsa sensación de protección, ya que no se especifica que no inmuniza contra el cáncer de cérvix y que las mujeres deben seguir haciéndose los tests Papanicolau durante toda su vida. Esto puede originar descuidos en los controles anuales que sí se consideran cruciales para diagnosticar displasias antes de que puedan convertirse en cáncer. Tampoco se está informando de que la vacuna no protege de por vida, ni que las mujeres pueden contraer otras infecciones VPH que pueden resultar cancerosas y que no están cubiertas por las vacunas del VPH. Tampoco se nos ha informado que hay serios efectos adversos, incluyendo muerte, asociados a las vacunas del VPH.
Nadie nos advirtió de que nuestras hijas podrían sufrir graves efectos secundarios.
Los padres en la Comunidad Valenciana recibimos tan sólo una carta informativa en octubre de 2008 diciendo que se podían observar reacciones locales leves como dolor en el punto de inyección.
Posteriormente en mayo de 2009 cuando las jóvenes ya se habían vacunado y presentaron reacciones adversas el Conseller de Sanidad de la Comunidad Valenciana Don Manuel Cervera Taulet envió a los padres una carta informándoles de que "las vacunas como cualquier otro medicamento pueden en algunos casos presentar reacciones locales leves como dolor en el punto de inyección o desmayo (en ocasiones acompañados de movimientos tónico-clónicos que pueden aparentar convulsiones…"

P: ¿Se han tomado medidas en España; se sigue adminstrando la vacuna?

R: En España se produjo la paralización del lote tras los casos de la Comunidad Valenciana, pero luego se siguió con normalidad la vacunación.

P: ¿Se ha emprendido alguna acción desde la Asociación? ¿Se plantean alguna para el futuro?

R: Desde la Asociación nos hemos dirigido a las Autoridades Sanitarias y al Presidente del Gobierno, D. José Luis Rodríguez Zapatero, les hemos pedido ayuda y que se investiguen los efectos adversos que estas jóvenes han padecido o están padeciendo. También hemos intentado en numerosas ocasiones entrevistarnos con la ex Ministra de Sanidad, Doña Trinidad Jiménez.
También presentamos el 9 de julio 2009 una petición de Moratoria para la vacuna VPH en la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana.Ese mismo día presentamos una carta dirigida al Conseller de Sanitat Don Manuel Cervera , una carta a AEMPS y una carta al Ministerio de Sanidad.
A fecha de hoy, ninguna Autoridad Sanitaria ni Política ha atendido aún nuestra petición. A pesar de haber entregado el 23 de Diciembre 2009 en el Ministerio de Sanidad más de 9.500 firmas de personas que se solidarizaban con las jóvenes afectadas y que solicitaban a las Autoridades Sanitarias una adecuada y digna atención sanitaria y el reconocimiento de los efectos adversos que han sufrido
Las únicas respuestas que hemos obtenido son de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), nos ha informado que hasta el 15 de Septiembre 2009 están registradas 508 notificaciones de sospechas de reacciones adversas asociadas a las vacunas frente al Virus del Papiloma Humano.
A través de su Majestad el Rey la Subdirección General de Atención al ciudadano del Ministerio de Sanidad y Política Social nos enviaron una carta en la que se eximen de toda responsabilidad y expresa el deseo de que las jóvenes se encuentren bien. Esa es toda la ayuda que hemos recibido de las Autoridades Sanitarias y Políticas de este país hasta el momento.
Muchas familias de la Asociación vamos a presentar una denuncia por todos los daños morales y físicos que las jóvenes han sufrido o están sufriendo.

4 comentarios:

Mar dijo...

Muchas gracias Kurtz

Kurtz dijo...

De nada. Ta sabéis que para lo que necesitéis, aquí andamos.

Félix Soria dijo...

Hace dos años y dos meses ya se advirtió en distintos medios de esos y otros riesgos, ver:
http://im-pulso.blogspot.com/2008/09/es-acertada-la-vacuna-contra-el-cncer.html
Pero la Administración, que conoce perfectamente el problema desde hace MÁS de dos años y dos meses, no ha hecho nada --el problema ya se dio y se está dando en otros países.
Desde hace ya tiempo, la pregunta que toca abrir y responder es quién, para qué y por qué comprometió la compra de esas vacunas y por qué sigue habiendo alguien que, erre que erre, persiste en el error.
Saludos.

Kurtz dijo...

Es verdad que los problemas de la vacuna se conocen desde hace tiempo, y también es cierto que se ocultan al público.
Precisamente, acabo de publicar una entrada nueva sobre este tema.
Saludos.