domingo, 5 de abril de 2009

Kordon

En 1997 comenzó el fin de Milosevic en Serbia. Tras unas elecciones fraudulentas, la gente salió a la calle a protestar (¡qué envidia!).
La película Kordon, dirigida en 2002 por Goran Markovic (en coproducción con España, concretamente con una de las más importantes productoras de Valencia) se basa en aquellas protestas. Pero lo hace desde una perspectiva bastante novedosa. No lo hace desde el punto de vista de los manifestantes, sino de un grupo de policías que son trasladados en un autobús a los diferentes puntos donde se registran incidentes para reprimirlos. De hecho, el título de Kordon, hace referencia al cordón policial que, durante meses, trató de evitar el avance de las protestas. La película nos muestra las veinticuatro horas de trabajo de estos agentes (centrándose en la noche). Pero entre carga y carga policial, se nos muestra la vida personal de estos agentes, con sus dudas y problemas (el jefe del grupo descubre que su hija participa en los disturbios junto a su novio u otro agente espera ansioso el permiso que les tienen que dar para poder acompañar a su mujer a dar a luz, por ejemplo). Así, los agentes son humanizados y mostrados como unas víctimas más del sistema, al igual que los propios manifestantes. No interesa mostrar los acontecimientos reales que se desarrollaron; lo que interesa es que el espectador se meta en ese autobús y acompañe y comprenda a esos policías que, primero obedecen sin pensar y después evolucionan al darse cuenta de lo que está pasando.
Y logra su objetivo, la verdad. Es una película muy recomendable, narrada desde un punto de vista original.

5 comentarios:

Jovekovic dijo...

Tomo nota.

Kurtz dijo...

Harás bien (jejejeeeje).
Ya me contarás qué te parece.

Yassin Al-Hussen dijo...

A ver si la consigo.. que es un tema que me interesa bastante.


Un saludo

dezaragoza dijo...

Pues el tema me parece excelentemente traído. Tenemos que empezar a entender de una vez que no nos damos cuenta de verdad quién es el enemigo, que nos atacamos entre nosotros sin ver quién está moviendo los hilos. Grande.

Kurtz dijo...

Yassin Al-Hussen: la verdad es que el tema es apasionante y la película también.
Un saludo.

Dezaragoza: pues eso, que aver si espabilamos todos de una vez.