lunes, 6 de abril de 2009

"El Alcalde varias veces ha manifestado su total rechazo al diálogo con Salvem Catarroja y los ciudadanos contrarios al proyecto"

Hoy regreso al origen de la idea con la que cree esta sección de entrevistas, que era la de dar a conocer algunos problemas de la comunidad Valenciana, así como asociaciones reivindicativas que los tratan. Así pues, hoy las respuestas corren a cargo de la plataforma Salvem Catarroja, que desde hace unos años lucha contra el proyecto Nou Mil·leni y otros casos de abusos urbanísticos.



¿Cómo y por qué nació Salvem Catarroja?

Salvem Catarroja nació a raíz de una reunión celebrada en Catarroja entre ciudadanos que se acababan de enterar del macro-proyecto urbanístico Nou Mil·lenni, que se expuso al público en julio de 2005. En dicha reunión se tomó la decisión de juntarse en una plataforma para organizar una respuesta ciudadana y luchar contra este macro-proyecto.

¿Cuáles son exactamente las irregularidades en torno a Nou Mil·lenni?

Es un proyecto con muchas irregularidades. Primero, se aprobó sin el preceptivo informe de la Confederación Hidrográfica del Júcar. Informe que resultó ser negativo y es la base de un recurso interpuesto contra el proyecto por la abogacía del Estado.
Segundo, no respeta la normativa europea sobre adjudicación de contratos públicos. Por esta razón España es objeto de un procedimiento de infracción ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.
Tercero, infringe la Ley 9/2006 sobre la "evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente": en particular, el proyecto se ha redactado sin la preceptiva evaluación ambiental, y sin llevar a cabo consultas con el público.

¿Desde cuándo se lleva denunciando todo lo relacionado con Nou Mil·lenni?

Desde que se presentó el proyecto, en julio de 2005. Se empezaron a recoger firmas (más de 4000) en contra del proyecto y a informar a la gente del pueblo. Se interpusieron alegaciones, y al no recibir respuesta ni por el Ayuntamiento ni por Consellería, se intentaron otras vías, presentando escritos al Síndic de Greuges, al ministerio de Medio Ambiente, y finalmente se presentó una petición al comité de peticiones de la Unión Europea.

¿Cuáles son los riesgos y destrozos que puede ocasionar algo como el PAI de Nou Mil·lenni?

Antes de todo, hay que mencionar el destrozo del paisaje, determinado por cuatro torres de 25 alturas y 60 torres de 12 y 15 alturas, cuando todos los pueblos de alrededor llegan como máximo a ocho alturas (Catarroja, en concreto, tiene casas de hasta 5 alturas, y una sola casa de 7). Para dar una idea, este conglomerado de hormigón será visible desde la Albufera.
En segundo lugar, la ejecución del Nou Mil·lenni supone la impermeabilización de una vasta área de huerta que actualmente funciona como una esponja en caso de fuertes lluvias, evitando que los pueblos cercanos, como Massanassa, Paiporta, Albal y la misma Catarroja se inunden. Además, la zona donde se pretende construir el Nou Mil·lenni es más alta que los pueblos colindantes, por tanto el agua fluirá en dirección de los pueblos, sin ser absorbida por la barrera natural constituida por la tierra de la actual huerta y aumentando por tanto el riesgo de inundaciones.
Tercero, dado que Nou Mil·lenni prevé la construcción de más de 13.400 viviendas, con la triplicación de la actual población de Catarroja, se incrementará el vertido de aguas residuales a la Albufera, que sabemos que ya está en una situación precaria debido a la poca oxigenación de las aguas.
Cuarto, en el proyecto del Nou Mil·lenni se prevé la construcción de un gran centro comercial, con la consecuencia de perjudicar a los comercios del pueblo. Tampoco está claro cuánto puede ser rentable un proyecto de esta envergadura en la actual fase de crisis del sector inmobiliario que seguramente no será de corta duración.
Además, la construcción de la depuradora y de la balsa de decantación de aguas residuales que implica el PAI provocarán un empeoramiento de la calidad de vida a los vecinos de Catarroja (especialmente a Villa Carmen y a los posibles vecinos del sector Nou Mil·lenni) y de pueblos colindantes como Paiporta, que tendrán la depuradora junto a ellos.

¿Qué grado de implicación tienen las diferentes Administraciones públicas?

La Generalitat Valenciana, a través de la consellería de Urbanismo es la primera responsable del proyecto: el IVVSA (Instituto Valenciano de Vivienda), órgano dependiente de la consellería, no sólo impulsó el proyecto (en la etapa de Blasco), sino que es, junto con Llanera (actualmente en situación de bancarrota), la constructora responsable de la ejecución, miembro de INPROVA, el agente urbanizador del Nou Mil·lenni. INPROVA tiene una oficina dentro del mismo Ayuntamiento de Catarroja (aunque el consistorio llegó al punto de negar la existencia de la misma), que hasta ahora no ha hecho más que avalar todo lo que INPROVA le ha pasado, incluso una variación de la proposición jurídico económica que ha empeorado las condiciones a los propietarios, ha aumentado el precio que se le ha de pagar a Llanera por construir el PAI y que se presentó cuando los propietarios ya no podían oponerse, debido a que enviaron una carta con un contrato que éstos debían firmar comprometiéndose a no presentar ningún recurso ni alegación al PAI.

¿Qué respuestas han dado hasta ahora?

La consellería no ha dado respuesta alguna. El Ayuntamiento de Catarroja por su parte no ha hecho nada más que ocultar al pueblo la verdad sobre el Nou Mil·lenni, evitando a toda costa una consulta pública, llegando a ocultar en las encuestas realizadas en el ámbito del plan de participación pública del Plan General cualquier referencia al Nou Mil·lenni, y a no recoger en el documento final la contrariedad de los ciudadanos al proyecto: a Salvem Catarroja nos consta que al menos sesenta de las encuestas que se presentaron contenían comentarios expresando su firme oposición al Nou Mil·lenni, pero en el documento final se han recogido todos los demás comentarios menos los que se referían al PAI.
El Alcalde varias veces ha manifestado su total rechazo al diálogo con Salvem Catarroja y los ciudadanos contrarios al proyecto, impidiendo que en los plenos se formularan preguntas sobre el PAI, enviando la policía a impedir nuestras acciones, como ha sucedido recientemente en fallas... básicamente callándonos.

¿Qué acciones, jurídicas o sociales, se han llevado a cabo desde Salvem Catarroja?

Como se comentaba antes, se recogieron más de 4000 firmas, presentando una denuncia al Parlamento Europeo y a su comisión de peticiones. Se presentaron alegaciones al PAI, al concierto previo del Plan General, al plan de participación pública del Plan General, a la revisión del Plan General y se presentarán también a los proyectos de reparcelación y urbanización. Se presentó una denuncia a la Guardia Civil porqué el día de la aprobación del PAI se denegó el acceso a más de 200 personas al pleno. Se presentó un escrito a la fiscalía por lo sucedido en Villa Consuelo, una alquería del siglo XVIII, situada en el corazón del PAI, derribada ilegalmente, un evento que consideramos relacionado con los intereses ocultos detrás del PAI. También estamos redactando un nuevo escrito para la fiscalía anticorrupción basado en ciertas irregularidades que hemos descubierto recientemente.
A nivel social, hemos intentado movilizar al mayor número posible de gente contra el proyecto, con manifestaciones, recogidas de firmas, charlas en universidades, en colegios, en institutos. En Fallas se monta, desde hace tres años, una falla-denuncia en la plaza mayor. Hemos establecido contactos con los colectivos que luchan para proteger el territorio, como por ejemplo Per l’Horta y Compromis pel Territori, y participado en sus iniciativas. Hemos acogido la séptima edición de la Universitat d’Estiu de l’Horta. También hemos organizado conciertos en el Hort de Ferrís cada 24 de junio por la noche de San Juan.
Nuestra siguiente acción será una concentración que hemos convocado en Catarroja para el día 26 abril de 2009, que contará con la lectura de un manifiesto en contra del Nou Mil·lenni delante del ayuntamiento y sucesivamente un evento-protesta en la plaza Mayor, con actuaciones, batucadas, performances y las actuaciones de varios cantautores.

¿Qué opinión os merece la Ley Urbanística, la valenciana en particular y la española en general, y los toques de atención lanzados desde Bruselas?

La Ley Urbanística Valenciana no respeta la legislación estatal (no cumple con la ley 9/2006) ni las directivas europeas (no cumple con los requisitos de participación pública ni con los de contratación, y Europa ha pedido que desaparezca la figura del agente urbanizador), como tampoco las respetaba su antecesora, la LRAU. Por tanto, se puede decir que el País Valencià en lo referido al urbanismo es una especie de Lejano Oeste, donde se aplica una ley local que favorece al más fuerte, como los agentes urbanizadores y, por tanto, a las constructoras. Los ciudadanos no tienen fuerza para oponerse a estos proyectos que muchas veces gozan del apoyo incondicionado de la Generalitat a través de la constitución de empresas mixtas (éstas también están siendo cuestionadas por Europa). El resultado es que el ciudadano que tiene que defender sus derechos, tiene que hacerlo ante las autoridades locales, que, por otro lado, son también las que impulsan los PAIs y eso es lo que pasa con Nou Mil·lenni. Ésta es también la razón por la cual la mayoría de las quejas han llegado a Europa, porque el gobierno local trabaja codo con codo con las constructoras, y, dado que el sistema español otorga las competencias urbanísticas a las comunidades autónomas, no queda más remedio que recurrir a Europa.
Por esta razón el Parlamento Europeo ha emitido tres resoluciones en contra de este modelo urbanístico: en las primeras dos se recordaba a las autoridades locales que tenían que cumplir con las directivas europeas, y ahora hemos llegado a esta tercera resolución que, cabe recordar, es una iniciativa del Parlamento Europeo y no de los peticionarios ni de grupos políticos. Una resolución muy dura (ha causado reacciones de indignación en España, porque ha llegado a amenazar con la retirada de los fondos europeos) pero necesaria, dado que las autoridades locales no están haciendo caso a lo que se les pide desde Bruselas. Hay normas en Europa y hay que respetarlas. Desde Bruselas se ve muy claro lo que está pasando en Valencia. Ésa es la razón por la cual el informe ha sido aprobado con los votos de todos los grupos parlamentarios europeos, incluso el PPE-DE, al cual pertenece el Partido Popular, que evidentemente no ha sido capaz de convencer a sus colegas de Gran Bretaña, Francia y Italia de que la ley urbanística valenciana respeta las directivas europeas.

¿Está la gente concienciada contra los abusos urbanísticos y la corrupción derivada de ellos o se sigue pensando que estas cosas dan progreso y promoción?

Si por un lado mucha gente sigue pensando que la construcción es progreso y aporta beneficios a todos, y que la corrupción es algo endémico a la sociedad que nunca se podrá extirpar del todo, hay cada vez más gente que, por el contrario, cree que este modelo no es sostenible y que a la larga será causa de una bajada de la calidad de vida en general. Además, muchos tienen claro que en los últimos años se ha construido demasiado y que esto ha sido una de las causas de la crisis. De todas formas en Catarroja la gente sigue sin enterarse del proyecto, gracias al oscurantismo y a las mentiras del Ayuntamiento, que sigue engañando a la gente y además pinta a Salvem Catarroja como manipuladores de la verdad. El esfuerzo más grande es informar a la gente de la barbaridad, y animar a la gente a manifestarse en contra de ella, porque en muchos casos se nos contesta "pero si eso no se va a hacer, en estos tiempos de crisis". Si miramos el estado en que está el proyecto, estamos llegando aceleradamente al final de los trámites administrativos, y ésta es la señal más clara de las intenciones de políticos y constructores.
Por tanto, animamos una vez más a toda la gente que esté en contra de esta barbaridad a juntarse con nosotros el día 26 de abril delante del Ayuntamiento de Catarroja, para dar una señal clara y fuerte en contra de este proyecto y todos los que se sitúen fuera de la ley estatal y europea.

4 comentarios:

Wilde dijo...

Paso a saludarte, demasiado extenso para leerlo en el curro, ya opinaré cuando lo haga.

Por cierto, ahora Camps ya es conocido a nivel nacional, ¿están preparando su candidatura a liderar el PP? mmm ...

salud!

Kurtz dijo...

Lleva tiempo preparándola. ¿O que crees qué es el caso Gürtel sino su carta de presentación?
Salud.

Catarroja Descoberta dijo...

aunque con la ley en la mano y apurando apurando puedan hacer megaproyectos urbanísticos salvajes con el simple voto de una decena de concejales e ignorando la voluntad de un pueblo... ¿no tendrán los políticos (que aprueban las barbaridades urbanísiticas de malos modos) un ápice de moralidad?
Igual no son estrictamente ilegales pero si son a toda luz inmorales.

Kurtz dijo...

Hay pocos que la tengan, la verdad. Porque de lo contrario, no se producirían estos abusos, legales o no, inmorales o no.