martes, 30 de septiembre de 2008

Pedradas pacíficas

El pasado viernes se celebró en Gandia el Correllengua, un acto en favor de la unidad lingüística. Pero, como siempre, hubo un grupo que de democrático tienen lo que yo de cura (nada) y se dedicaron a agredir a los asistentes. Un grupo de ultras del Grup d'Acció Valencianista (GAV) y de la Joventut Valencianista, que consideran el acto "pancatalanista" y como apología de los "països catalans" y no podían permitir este acto, intentaron reventarlo. Ellos consideran su actuación como "pacífica" y que consiguieron su objetivo "arrinconar a los catalanistas".
Pero según las denuncias, los ultras rompieron zócalos de fachadas de la calle para obtener piedras y lanzarlas contra la comitiva, así como bolsas de basura, cajas vacías y piedras, todo ello en medio de un aluvión de insultos. Algunos manifestantes respondieron lanzando huevos. Una de las piedras lanzadas por los ultras alcanzó de lleno a Maite Peiró Català, concejala del Bloc de l'Alqueria de la Comtesa, causándole una brecha en la cabeza de la que fue atendida por participantes en la marcha. Necesitó doce puntos de sutura. Vamos, todo muy pacífico.

PD: merece darse una vuelta por esta página y comprobar hasta dónde llega el nivel de los paranoicos anticatalanistas. Es que ven catalanistas por todas partes.

2 comentarios:

Jovekovic dijo...

En Valencia estáis muy bien servidos en lo que a locos de remate se refiere. Alguien debería explicarles, para su tranquilidad y la de todos, que aquí casi nadie defiende ya el concepto de Països Catalans ( incluso entre gente de ERC, ha caído en desuso)

Kurtz dijo...

Sí, pero escucharían al que se lo dijera sin insultarle, gritarle, llamarle "catalanista" o lanzarle alguna pedrada.
Probablemente no.