lunes, 29 de septiembre de 2008

El extraño caso de la subestación de Patraix

Hacía tiempo que no hablaba del caso de la subestación de Patraix, esa instalación que Iberdrola colocó en pleno barrio de Patraix y que, a pesar de calificar su actividad como incoua, ha sufrido dos accidentes y permanece cerrada desde hace más de un año.
Y es que, hasta ahora no había vuelto a hablar de ella después de que la vicepresidenta prometiese que la subestación se iba a trasladar. De hecho, el ayuntamiento ya ha empezado a recalificar los terrenos del Nuevo Cauce donde se ubicará la nueva subestación. Parecía que todo iba por buen camino para los vecinos de Patraix.
Pero hace unos días, una sentencia anula la orden municipal del cierre de la subestación de Patraix porque "ya no existe motivo para tenerla cerrada". A pesar de que el ayuntamiento recurrirá la sentencia, parece que Iberdrola tiene intención de mantener esa subestación en su sitio y de reabrirla.
Demasiado oscuro (y no estoy haciendo un chistecito) está resultando ya este asunto.

2 comentarios:

Jovekovic dijo...

Lo he dicho otras veces y pido disculpas por la falta de originalidad: poderoso caballero es Don Dinero.

Kurtz dijo...

Y, por supuesto, es más poderoso e importante que la vida de la gente.