miércoles, 24 de septiembre de 2008

Antena 3 y los jóvenes

Antena 3 sigue empeñada en denigrar la imagen de los jóvenes, algo que llevan haciendo desde hace tiempo. Los lunes parece ser el día elegido por la cadena para llevar a cabo esa labor. Después de la infumable serie Física o química se emite el programa No es programa para viejos (parece que no sólo se ponen los malos títulos en las películas traducidas al español). Supuestamente en ese programa se habla de los problemas de los jóvenes en forma de debate (discusión, más bien). Sexo, drogas, violencia... todos esos temas que habitualmente se relacionan con los jóvenes. No sé si este programa es para viejos, pero desde luego, parece que está hecho por viejos.
Relacionando este programa con el anuncio promocional de la misma cadena en el que "la voz de Antena 3" le pregunta a tres chicas adolescentes cómo harían el anuncio de Antena 3 (y éstas responden con proposiciones sexuales) me llevan a pensar que Antena 3 sólo pretende que los jóvenes sigamos siendo los malos de la sociedad.

PD: Me gustaría saber dónde está la fábrica de jóvenes frikis. Lo digo por el programa de La Sexta De patitas en la calle. Esa gente no puede ser real.

6 comentarios:

diariodeunamujersola dijo...

jooooooooooo.....me da rabia no poder opinar sobre ello ya que no tengo ni idea de estos programas....pero la prox semana los mirare los 3....y buscare este post...para poder dar mi objetiva opinion
besitos

Juan dijo...

Siento yo también no poder opinar sobre estos programas, en mi casa no se coge Antena 3 (con el mando, nadie pulsa ese botón)

elzo dijo...

Se llama No es programa para viejos. No es país para viejos es la película de los Coen.

Kurtz dijo...

Diariodeunamujersola: ya me contarás pues.
Besitos.

Juan: en mi casa poco vemos ese canal, la verdad.

Elzo: gracias por la corrección. Me superó el subconsciente.

Wilde dijo...

Es cierto, la creatividad y originalidad de los títulos de A3 es penosa, pero penosa, psss

salud!

Kurtz dijo...

En fin, la crisis de imaginación y contenidos no sólo afecta al cine.
Salud.