domingo, 7 de marzo de 2010

Revolutionary road


Sam Mendes siempre me ha fascinado por su capacidad para contar historias protagonizadas por personajes realistas (con los que cualquiera podemos sentirnos identificados) y que, además, resultan interesantes. Para que luego digan que la vida real es aburrida.
En esta ocasión, con la complicidad de Leonardo Di Caprio (que últimamente no hace más que encadenar buenas actuaciones) y Kate Winslet, cuenta la historia de un matrimonio de los años cincuenta. Este matrimonio se ve atrapado en la rutina y el costumbrismo. Y precisamente, ambos se debaten entre seguir conformándose o dar rienda suelta a sus sueños (utópicos) para cumpliros.
Lo curioso es que de puertas para afuera son una pareja perfecta más de las que pueblan las urbanizaciones estadounidenses. Pero Mendes nos introduce de puertas adentro en la casa de este matrimonio para hacernos ver que esa felicidad es fingida, que ese matrimonio está atrapado en un conformismo contra el que sueñan rebelarse, pero no se atreven a dar ese paso.

8 comentarios:

Orlok dijo...

Cuando estuvo en el cine la dejé pasar y me arrepentí. La historia que cuenta promete, la veré y te digo pronto.

PD: Kate Winslet ''me enamoró'' en ''El lector''.

Kurtz dijo...

A mí la verdad es que Kate Winslet me gusta en la mayor parte de sus papeles.
Y aquí, al menos, la pareja que forma con Di Caprio es más creíble que la de "Titanic" (al menos, ya no parecen madre e hijo).

Joyce dijo...

Una gran película, sin duda. Y Di Caprio ya sobradamente reivindicado tras varios papelones.

Kurtz dijo...

Sí, parece que Di Caprio ha sabido encauzar bien su carrera interpretativa.

Orlok dijo...

Firmo lo que decís de DiCaprio, se ha convertido en uno de esos ''actores aval''. Por cierto que hace poco le ví en Sutter Island, la última de Scorsese.

Respecto a Titanic, buena observación, ahora que lo dices es verdad XD Titanic me gustó cuando la ví la primera vez, en el cine creo. No sé porqué, ya que enseguida me dejó de gustar, y nunca más me apeteció volver a verla. Se convirtió en el cliché de peliculón larguísimo pastelón con una millonada gastada en la producción.

Kurtz dijo...

"Shutter Island" es otra de las películas pendientes que tengo. Me han hablado muy bien de ella.
Con respecto a "Titanic", a mí también me gustó en su día. Pero ahora, lo único que me atrae de esa película es la recreación del hundimiento del barco.

Irreverens dijo...

Esta película me encantó, y además no me lo esperaba, porque en principio DiCaprio no es santo de mi devoción.

Pero sí, aquí los dos están muy, pero que muy bien.
:)

Kurtz dijo...

A mí tampoco me convencía mucho Di Caprio (salvo alguna cosa recatable de sus primeras películas), pero ahora le he dado una segunda oportunidad.