viernes, 5 de marzo de 2010

La falsa solidaridad

A través de un post en el blog de Maripuchi, descubrí un grupo de Facebook titulado Acoger a un niño saharaui para que te vaya a hacer los recados. Este grupo cuenta con más de cien fans ya. Desconozco si es real, un fake o alguna campaña de denuncia (no sé con qué objetivo), pues no dispone de más información que la fotografía de un niño saharaui y la lista de fans. Si es real, simplemente es indignante.


Pero claro, nos hemos acostumbrado a la falsa solidaridad. Todos lloramos por Haití el pasado enero, cuando un terremoto arrasó el país. Hasta entonces nadie había llorado por ellos, porque nadie los miraba.

Y ahora, secas las lágrimas por Haití... ¿estamos llorando por Chile?

Está muy bien, pero eso en mi pueblo se llama falsa solidaridad.

2 comentarios:

Orlok dijo...

Pues sí, y esto me recuerda a lo que hablamos. No entiendo la falsa solidaridad de la gente, ¿qué intentan demostrar? ¿y para quién? Aunque, sinceramente, a los que de verdad se preocupan y están metidos en proyectos, les viene bien, mejor algo que nada, da igual mientras haya ayuda. Yo prefiero quedar como un egoísta pero intentar ser sincero o sincerarme conmigo.

Kurtz dijo...

Supongo que se hace por acallar la conciencia propia de uno o por aparentar ante los demás.
Sí, es mejor eso que nada, pero estas ayudas suelen durar más bien poco.