lunes, 1 de marzo de 2010

El rey, el aborto y la Iglesia



(Titular "ingenioso" aparecido en COPE, visto aquí.)


La nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo nos ha traído, durante estos últimos meses hasta su aprobación (aunque los periódicos no se pongan de acuerdo en el número de votos, según la ideología), toda una retahíla de demagogias varias.

La principal ha sido el propio debate de "aborto sí, aborto no", un debate que quedó zanjado en 1985, cuando se legalizó en este país el aborto.
Pero de todas las campañas, la que más me ha llamado la atención ha sido la que pedía al rey que no firmase la nueva ley. Ni siquiera le pedían que abdicase unos días, como en Luxemburgo o Bélgica (¿se atrevería?). Simplemente que no firmase. Al parecer, los miembros de la ultraderecha ultracatólica (todo ultra), viendo que por la vía política no se puede hacer nada, han apelado directamente al rey y lo han convertido en el responsable (habría que leer ciertos comentarios en ciertos medios de esta tendencia) de dicha ley.
Una tesis que, por cierto, choca contra la tesis de la Iglesia, dispuesta a excomulgar a todo político que vote a favor de la ley, pero que no está dispuesta a hacer lo mismo con el rey cuando firme dicha ley. Pues eso, los dobles raseros de siempre.

5 comentarios:

Baltar dijo...

Lo caduco apela a lo desfasado.

Es normal que la iglesia intente arremeter (pero sin dejar de acariciar )a la Monarquía.
La Iglesia y la monarquía son los dos grandes bastiones del medievo que perduran en el mundo actual. En el momento que empiecen a discernir no les queda otra que inmolar-se o lo que es más divertido, destruirse mutuamente.

Kurtz dijo...

Eso, eso; que se destruyan mutuamente. además de ser divertido, será interesante verlo.

Jove Kovic dijo...

Tienen unos huevos como de aquí - Barcelona- a Sevilla y volver, de grandes. Y a ninguno se le cae la cara de vergüenza.
Salud y República!

Orlok dijo...

Dios... muchos son como hormigas rojas, que muerden poco a poco aunque ellas sólas no hagan daño. Marear la perdiz a ver cuanto daño hacen, y luego muchos (no quiero generalizar, es irresponsable) tienen la doble moral de ir de demócratas cuando les interesa, aunque en el fondo son más fachas que Franco. El otro día escuché al director del ABC hablando del aborto y aluciné... Me pareció estar viendo a un cura de los años sesenta, en blanco y negro. Desde que está la TDT suelo ver Intereconomía, por eso de que me gusta enterarme de cómo piensan lo que creo que piensan contrario a mi, y es una pasada... ¿Has visto 'El gato al agua'? Lo chungo no es el programa en sí, sino pensar que esa cadena tan extremista representa a un sector en este país.

Kurtz dijo...

Jove Kovic: ¿Vegüenza? Por favor, que estamos en España.
Salud y República.

Orlok: En la Comunidad Valenciana tenemos una amplia variedad de canales de derecha y ultraderecha. He intentado ver programas de canales como Intereconomía o Libertad Digital TV y sólo he aguantado cinco minutos. No me van los extremismos.