martes, 2 de marzo de 2010

Indignante

Gente que durante la última semana, en mayor o menor medida, han levantado mi indignación:

-Sir Nicholas Winterton, diputado conservador inglés, declaró el pasado mes de marzo en la BBC que los parlamentarios deben conservar su prerrogativa de viajar en primera clase porque los pasajeros de clase turista son "un tipo de gente totalmente diferente", que las personas que compran esos billetes tienen "una perspectiva diferente de la vida" y que casi nunca se dedican a estudiar o trabajar durante el viaje. El diputado añadió que le enerva cuando lo sientan en turista porque no hay asientos en primera clase: "hay ruido y me distraen".
En fin, espero no volar nunca en el mismo avión que este tipo, aunque yo viaje en clase turista y él en primera.

-Martin Ssempa, cura en Uganda, mostró ante 300 fieles imágenes de películas porno gays. No es que sea muy liberal de mente ni que pretendiera organizar una orgía entre sus fieles. Pretendía así apoyar la nueva ley que podría suponer pena de muerte para "ciertas prácticas" homosexuales.

-John Cobra, en teoría cantante (y valenciano, para más señas), se presentó como candidato para representar a España en Eurovisión. Su actuación acabó de forma lamentable, con insultos contra el público que lo abucheó (parece ser que su actuación no fue del agrado de los allí presentes). Este tipejo dice haber estado en un psiquiátrico (o en la cárcel), fue acuchillado por su novia el pasado enero y ha participado en manifestaciones de la ultraderecha, que acabaron levantando el brazo y cantando el Cara al sol frente al consulado de Marruecos.

-Jesús Neira, profesor y héroe al interponerse entre una mujer y su agresor. Tras despertar en el coma en el que se encontraba tras al agresión sufrida por parte de Antonio Puerta (el agresor de la mujer a la que defendió) se convirtió en el héroe del país. Hasta tuvo un huequecito en el Gobierno de Esperanza Aguirre. Quizá por eso (o por el golpe sufrido, nada es descartable) el hombre se ha dedicado, sobretodo en el canal Intereconomía, a insultar (que no criticar) al Gobierno de Zapatero. Su última declaración es decir que le da vergüenza ser español, a raíz de la liberación de Antonio Puerta; una puesta en libertad apoyada, incluso, por su propio abogado. Y antes de que algún anónimo venga con sus críticas, me curo en salud: su condición de héroe no impide que pueda ser criticado cuando vomita bilis.

-Ignacio Cosidó, diputado del PP, ha acusado a Alfredo Pérez Rubalcaba de ser ministro de Interior por la connivencia del Gobierno central con ETA. Si esto fuera verdad, habría que decir que los etarras son gilipollas perdidos, porque mira que elegir a un ministro responsable último de las detenciones de los terroristas (incluidas las cinco detenciones de altos dirigentes en los dos últimos años).

-Les Corts valencianes se han convertido en auténtico circo. El Parlamento valenciano sí que empieza a dar vergüenaza ajena, por los intentos del PP de tenerlo todo atado y amordazar las críticas. Por ejemplo, hace unos días, Rafael Maluenda, vicepresidente del Parlamento, ejercía como presidente. Y acabó expulsando a Ángel Luna, portavoz socialista. La Oposición en pleno abandonó la sesión, por lo que hubo que suspenderla. Peor fue la actitud de Juan Cotino, vicepresidente tercero del Gboierno valenciano, el cual dirigía estas palabras a Mònica Oltra, de Compromís: "Vergüenza me daría, si fuera padre, tener una hija como usted, aunque seguramente no lo conoce". La respuesta venía a las alusiones de ella hacia los supuestos intereses urbanísticos de su empresa Sedesa en el plan Cabanyal. Lo curioso de las palabras de Cotino es que Oltra no pudo disponer de su apellido paterno hasta los once años. Sus padres eran una pareja de exiliados franquistas que no pudo normalizar su relación hasta 1981, cuando se abolió el ultra moralista Código Civil. Él estaba separado y ella era, oficialmente, una chica soltera de Santa Cruz de Moya, tierra de maquis. Ambos militaban en el PCE y fueron lo que la parlamentaria define como "represaliados civiles" refugiados en Alemania. Cuando Mónica nació, el Consulado Español en Dusseldorf la registró con los apellidos maternos como Mónica Jarque Tortajada. No fue hasta 1981, con la entrada en vigor de la Ley del Divorcio y el reconocimiento de los hijos engendrados sin matrimonio, cuando la diputada y su hermano Juan fueron inscritos con los apellidos paternos. Cotino estaba al frente de la consellería de Bienestar Social cuando Oltra tramitó la adopción de sus dos hijos y, por tanto, aportó información confidencial. ¿Quiere decir esto que Cotino maneja información privilegiada?
En fin, gracias al espíritu democrático del PP, el debate del Cabanyal acabó convertido en ésto.

-Samuel M M, ya ex párroco de Nuez y Totanés (Toledo), tenía una adicción (según la iglesia, "una debilidad de la carne débil"): el sexo. Gastaba dinero de la parroquia y las cofradías (incluso dinero que los fieles donaban para los damnificados de Haití) en esa adicción. Llegaba, incluso, a ofrecerse en anuncios como prostituto para recuperar ese dinero. Y después, seguro que despotricaba contra la lujuria.
Por cierto, un detalle simpático de esta historia.

-Nacho Uriarte, presidente de las Nuevas Generaciones del PP (a sus treinta añetes), diputado por Valencia (sí, yo tampoco lo entiendo) y hasta hace unos días vocal de Seguridad Vial del PP. Precisamente dimitió de este último puesto al provocar un accidente y descubrirse que estaba ebrio. Hay ya quien ha dicho que sólo fueron un par de cubatas, pero yo sigo defendiendo lo que ya he dicho otras veces: al volante, ni una gota de alcohol. Pero claro, sólo seguía los dictados de su líder.

-Rosa Díez, diputada de UPyD, calificaba en una entrevista hecha por Iñaki Gabilondo, a Zapatero de "gallego en el sentido más peyorativo de la palabra" y a Rajoy de "gallego". No es la primera vez que utiliza la palabra "gallego" como peyorativa. Según el diccionario, gallego, en término peyorativo, sería equivalente a "tonto o falto de entendimiento o razón". Sin embargo, dicho significado sólo se utiliza en Costa Rica. En España, gallego no tiene ningún uso peyorativo, ni siquiera el de "indefinido", del que muchos hablan.
Y por cierto, no entiendo por qué mucha gente pide que Iñaki Gabilondo pida disculpas por lo dicho por Rosa Díez.
En este vídeo se puede ver la parte polémica del vídeo (a partir del minuto 5:00).

-Hugo Chávez, presidente de Venezuela, ve detrás de las acusaciones de un juez español, sobre indicios de colaboración entre el Gobierno venezolano, las FARC y ETA, la mano del colonialismo y del imperio yanqui. Nunca creí que vería un político más paranoico que Francisco Camps.

-Willy Toledo, actor español, considera que muchos disidentes cubanos son terroristas y que presos como Orlando Zapata, preso fallecido por una huelga de hambre, no era un preso político sino un preso común. Creo que lo mismo decía Franco de los presos y los disidentes cuando oprimía a España. Por cierto, ¿é no defendía a Aminatu Haidar, a la que el Gobierno marroquí considera una terrorista?

6 comentarios:

Irreverens dijo...

¡Qué monada tu Marlow! Acabo de darle de comer y luego le he puesto las florecillas en el morrito para que las olisqueara, jejeje.
:D

Volveré para leerte.

Besets

Kurtz dijo...

Pues aquí te esperaremos Marlow y yo.
Besets.

dezaragoza dijo...

Vaya resumen del mundo oyes...

Kurtz dijo...

Y lo que me he ahorrado de si le hubiera dedicado un post a cada uno...

Markos dijo...

Vaya una acertada lista de cabezas huecas...si los ordenamos por tamaño craneal seguro que se puede hacer un xilofón...
Salu2

Kurtz dijo...

Jajajaja.
Me ha gustado la idea del xilófono craneal.
Saludos.