lunes, 16 de marzo de 2009

Más gente se apunta al expolio de Valencia

En sólo quince días y alegando "urgencia", La Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana contrató, sin concurso previo, a la empresa Aqualium, empresa de María Porto, esposa de Álvarez Cascos, para una exposición de esculturas del artista estadounidense Robert Indiana, organizada en Valencia entre enero y febrero de 2007. La empresa se embolsó 300.000 euros por la organización de dicha exposición. Curiosamente, la propia Rita Barberá ya anunció la celebración de la muestra de Indiana a finales de noviembre de 2006, tras una visita a la alcaldía del propio Álvarez Cascos y su mujer.
De todas formas, esto no viene de nuevo, y Valencia no es el único sitio donde la esposa de Cascos se ha lucrado con Aqualium, tal y como ya escribí hace algo más de un año.

4 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Es deprimente. Y lo peor de todo, es con cuánta alegría y despreocupación se toman esto los votantes. Como si el dinero no fuera suyo... Besos, querido amigo.

Kurtz dijo...

Pues sí, es patético. Pero ya sabes, hoy estamos de Fallas, después llegará el verano y la Fórmula 1, después Navidad y al año que viene Copa América. A ver quién se moviliza por un puñado de euros públicos robados.
Nos vemos en las próximas elecciones.
Besos.

Jovekovic dijo...

A la tipa esta la conocen mucho en los saraos de Madrid: o le compras regularmente en su galería de arte, o no te dan permisos para nada en la Comunidad.

Kurtz dijo...

Tal y como titulé el post que escribí hace más de un año, esta gente se mueve "Por amor al arte... y al dinero".