miércoles, 25 de marzo de 2009

Fabra el cacique franquista

En medio de toda la vorágine de corrupción que sigue golpeando al PP, hay un personaje que no está dispuesto a permanecer en las sombras y que, incluso en este tema, quiere destacar: no podía ser otro que Carlos Fabra.

Por alguna razón que desconocemos todos, Fabra es hiperprotegido por todo el mundo, da igual que sea el PP o que sean los jueces. Él puede incluso jactarse de su caciquismo: "Porque el que gana las elecciones coloca a un sinfín de gente. Y toda esa gente es un voto cautivo. Ese es un voto cautivo. Supone mucho poder en un ayuntamiento, en una diputación, en todas partes. Yo no sé la cantidad de gente que habré colocado en doce años, no lo sé. Pero entre Penveta, la Diputación, el puerto... ni sé. Tonterías. ...Madre que quiere entrar en el colegio de la Consolación de Burriana... que está muy difícil... y esa señora es un voto agradecido. Por lo tanto, no hace falta que me extienda mucho más". Por cierto, esta conversación había sido grabada por miembros de su propio partido. Parece que el espionaje no se da sólo entre los miembros del PP madrileño. ¿Alguien ha pedido la dimisión de Fabra por esta involuntaria confesión? NO.

Y eso que la maniobra de la que habla Fabra podría ser una irregularidad. Francisco Baila (en la imagen de abajo, junto a Carlos Fabra), director territorial de Educación, y aludido por Fabra en ese enchufismo en colegios, está siendo investigado por emitir matriculaciones de forma irregular. ¿Alguien ha pedido la dimisión de Fabra? NO.

Que Fabra tiene un respeto nulo por la Oposición es algo de lo que todos nos dimos cuenta cuando llamó "Hijo de puta" al socialista Francesc Colomer. Su tradición de insultar a los políticos de enfrente no ha sido olvidada. Así, hace un mes llamó "payasos" a los diputados de la Oposición, los únicos que pedían su dimisión. ¿Alguien más pidió la dimisión de Fabra? NO.

Tampoco a los periodistas les tiene ningún respeto (salvo que sean de Intereconomía), algo que también hemos podido comprobar más de una vez. Cada vez que sale algún dato nuevo sobre sus corruptelas, su defensa es la misma: mofarse de los periodistas. La Unió de Periodistes ya se ha quejado en más de una ocasión por las amenazas que algunos periodistas ("curiosamente", de medios no afines a él) han sufrido. Pero él encantado; cada encontronazo con un periodista le da "más importancia", importancia que él "agradece". ¿Alguien ha pedido la dimisión de Fabra? NO.

Siempre que alguien sea imputado (o condenado) se pasará de los estatutos del partido, que establecen que los condenados en firme serán expulsados y los imputados serán expulsados de forma provisional, y contarán con el apoyo de Fabra. El presidente castellonense pone la mano en el fuego por Camps. Pero lo más llamativo ocurrió a principios de este mes, cuando el PP de Vila-Real celebró un acto de partido para apoyar a Manuel Vilanova, ex alcalde de la localidad, el cual fue condenado a un año y seis meses de cárcel por prevaricación. Aún así, fue nombrado presidente de honor del partido. ¿Alguien pidió la dimisión de Fabra? NO.

Por supuesto, Fabra ayuda a la familia. Concretamente a la suya. El arquitecto Luis Fabra, hermana del presidente de la Diputación de Castellón necesitaba que alguien diese el visto bueno a un proyecto técnico suyo. Por supuesto, ahí estaba su hermano para ayudarle. El proyecto era la pavimentación parcial del Camino Aljibe, en 2002, en el municipio de Sant Jordi. Su alcalde, Luis Tena, es vicepresidente de la Diputación de Castellón. Luis Fabra se embolsó 10.517,71 euros. Sólo el pleno de Vinarós pidió la dimisión de Fabra. Pero, en el PP, ¿alguien pidió la dimisión de Fabra? NO.

Esta foto es una de las muchas fotos del pasado que tantos disgustan al PP.



El malo de esta foto no es Carlos Fabra; es Álvaro Pérez. ¿Por qué? Porque... ¿alguien ha pedido la dimisión de Fabra? NO.

Y como buen cacique, Fabra no podía dejar de ser franquista. Ya conocemos todos el episodio del libro escrito por el ex general Luis Lapeña Carrasco, titulado España, sueño imposible y en el que se afirma que el Golpe de Estado no lo llevó a cabo Franco el 18 de julio de 1936, sino que lo llevó a cabo el Frente Popular tras ganar las elecciones ese año. Según este libro "Franco colaboró con las fuerzas sublevadas para dar a España un régimen de justicia, paz, orden y armonía". Además, su autor que la guerra no fue "un golpe militar al estilo de los del siglo XIX", sino que se trató un conflicto entre dos partes "con ideas distintas e irreconciliables". En la zona "nacional", prevaleció "la visión del mundo de la clase media española, con sus valores y con sus defectos"; en la "republicana" -nótese la diferencia en los juicios-, se intentó "de cara al exterior, disimular una mercancía anarquista, sindicalista o comunista, claramente proletaria, con la bandera de un liberalismo burgués, tranquilo y europeo, que conseguirá engañar durante algún tiempo a muchos ingenuos". Así, mientras "la conciencia religiosa" dio "razón y sentido a toda una generación de jóvenes" que fueron "a la muerte alegremente por su fe" (los franquistas), la "exaltación revolucionaria" produjo en el otro bando "un espíritu de lucha y una tenacidad dignos de mejor causa". El libro fue editado por la Diputación de Castellón (dinero público) y prologado por el propio Carlos Fabra, quien lo considera todo un "acierto". ¿Alguien ha pedido la dimisión de Fabra? NO.

Además, no es la primera vez que la Diputación de Castellón la lía parda con un libro pro franquista. En 2002 tuvieron que retirar Las calles de Castelló, del ex alcalde del PP José Luis Gimeno, el cual exaltaba a personajes franquistas que tienen calle en la ciudad. Aquel también fue publicado por la Diputación de Castellón. ¿Alguien ha pedido la dimisión de Fabra? NO.

Los bancos retrasan la información que es requerida sobre Carlos Fabra para investigar las causas que se le imputan. Por supuesto, los jueces ni se molestan en apremiar a los bancos. Después los bancos tendrán la poca vergüenza y los huevazos de pedirnos que confiemos en ellos. Después los jueces tendrán la poca vergüenza y los huevazos de hacer una huelga por carencia de medios. Que la Unión Europea tome cartas en el asunto y nos libre de esta gente. Por cierto, ¿alguien ha pedido la dimisión de Fabra? NO.

Señor Rajoy, parafraseándole a usted, Fabra aún no ha dimitido. Y si usted no le exige que dimita,se estará convirtiendo en el señor Fabra.

4 comentarios:

dezaragoza dijo...

Yo de mayor quiero ser como Fabra: poderoso y sinvergüenza. Pero me quedan muchos años aún para llegar a eso, es que estoy tierno todavía...

Kurtz dijo...

Buff...
A mí me cuesta imaginarme siendo tan sinvergüenza como este tipo.

Juan dijo...

Dezaragoza, no me desmontes mi opinión sobre ti. Sé que puedes conseguir todo lo que quieras pero igualar a Fabra es imposible, con que seas la cuarta parte te puedes dar por satisfecho.
Y tú, kurtz, ni te lo imagines.

Kurtz dijo...

Ni lo intentaré.