martes, 10 de marzo de 2009

Que no se sepa nunca la verdad

Cuando se habla de la comisión de investigación por el asunto del espionaje en Madrid, no puedo evitar que me entre la risa floja. Porque el problema de que el PP investigue los asuntos que le afectan es que ya se sabe cuál va a ser la conclusión: que ellos no tienen nada que ver. Lo vimos en la investigación del Tamayazo (también en Madrid) o en el accidente del metro (en Valencia). Y por esta misma razón, lo sucedido en Xilxes (Castellón), tampoco es de extrañar. Allí, una comisión municipal investiga las irregularidades en la tramitación de un campo de golf en la localidad. Son varios los que han dejado plantada a la comisión.
Por ejemplo, José Marí Olano, diputado autonómico y socio de Elius Abogados (bufete implicado en la trama de corrupción) o José Luis Ulibarri, uno de los principales imputados en la operación Gürtel. El primero argumentó problemas de agenda; el segundo estaba declarando ante Garzón.
Pero las incomparecencias más sonadas fueron de tres altos cargos de la Generalitat en el área de Medio Ambiente: el director territorial de Medio Ambiente, Jorge Traver, la secretaria autonómica, María Ángeles Ureña, y la jefa de evaluación ambiental. Éstos mandaron una carta al ayuntamiento alegando que no tienen competencias para convocar a cargos autonómicos.
Así son las comisiones de investigación, ya sean organizadas por el PP, o que tengan que declarar alguno de sus miembros: propias del inspector Clouseau.

5 comentarios:

Félix Soria dijo...

Este episodio recuerda algunas novelas que versaban sobre los espías de la guerra fría, al final uno se arrepiente de haberlas leído.

Kurtz dijo...

La verdad es que todos estos asuntos de espionajes y corrupciones, tanto en Madrid como en la Comunidad Valenciana, son propios de novelas de espías y políticos. Pero seguro que si lo leyésemos en una novela pensaríamos que es una exageración ficticia.

Irreverens dijo...

¡Menuda pantomima lo de la puñetera comisión!

Y encima nos toman a todos por retrasados mentales.
:-(

Todo el PP en bloque debería dimitir. Y lo digo en serio.

Benet dijo...

No tenemos nada que hacer en Valencia, la justicia está con el PP, veáse Cabanyal, Ciudad de la Luz, Botánic, Camps, Fabra, Xilxes, Porxinos, La Punta... Y lo peor del todo, es que la mayoría de los valencianos están a favor de las corruptelas de la derecha.

Kurtz dijo...

Irreverens: nos toman simplemente por votantes, que se tragan todas las mentiras y manipulaciones que sueltan por sus boquitas.

Benet: lo sé. Y, como bien dices, lo peor es que la gente lo admite y lo permite. Y los justifican.