lunes, 23 de marzo de 2009

Bestias del orden


No es la primera vez que sucede, Mossos d'Esquadra (que son la policía autonómica catalana) en plan bestia como si fueran los "grises" o la Guardia Civil de la época franquista. No importa que sea en la intimidad intimidatoria de una sala de interrogatorios o en plena calle para disolver una manifestación anti lo que sea (el último caso, en una manifestación contra el Plan Bolonia). No se pueden permitir estos casos.
Solemos sorprendernos por actitudes violentas o racistas en cuerpos policiales extranjeros, pero vemos lo que sucede en nuestro país como normal. Y mañana volverá a pasar lo mismo.
Ningún cuerpo policial debe imponer el orden cargando de forma represora. Ningún Gobierno debe justificar este tipo de actitudes fascistoides. Y ninguno de nosotros debe callarse cuando presencie imágenes como las vistas.

4 comentarios:

dezaragoza dijo...

Creo que el problema es que crearon el cuerpo aprisa y corriendo y así, claro, falta la profesionalidad por los cuatro costados. Pregúntale sino a cualquier Policía Nacional, de esos de uniforme y coche patrulla a ver qué te cuentan (si te lo quieren contar).
Y es que no se puede tener todo de hoy para mañana, tener a un cuerpo de seguridad bien entrenado cuesta lo suyo.

Kurtz dijo...

Entonces eso pronto pasará con la Polícia de la Generalitat Valenciana (que nosotros también tenemos un cuerpo policial autonómico, y bastante reciente; no íbamos a ser menos que los catalanes).

Jovekovic dijo...

El pecado original de los Mossos es que no quisieron que ingresaran el cuerpo agentes que provenían del CNP o la GC, con la pretensión de mantener la pureza de sangre nacionalista. Los dirigentes de CiU ya sabían que no contaban con suficientes cachorros nacionalistas jóvenes y sobradamente preparados para una policía de verdad, pero esto es algo que no deseaban, porque de un lado tener policía desgasta y, de otro, tener un cuerpo de policía integral les quita elementos en sus habituales escenas de plañideras incomprendidas y perseguidas por esos españoles tan malos.

Kurtz dijo...

¿Por qué será que siempre que los políticos se meten en algo, por interés propio por supuesto, acaban ensuciándolo?