viernes, 6 de marzo de 2009

Francisco Camps, la financiación del PP valenciano y Juan Luis de la Rua

Hasta cuatro miembros del Gobierno del PP valenciano han sido implicado en la trama de corrupción bautizada como operación Gürtel. Los implicados son Francisco Camps, presidente de la Generalitat valenciana; Ricardo Costa, secretario general del PP valenciano; Víctor Campos, ex vicepresidente de la Generalitat; y Rafael Betoret, ex director del gabinete de Turismo. Por supuesto, los implicados hablan de persecución contra su partido y de que tienen la conciencia "tranquilísima" (¿por qué siempre mencionan su conciencia todos los políticos valencianos implicados en algo, como Carlos Fabra, García Antón y Marisa Gracia (accidente del metro) o, ahora, Camps?). Por cierto, el PP ha suspendido de militancia a todos los implicados a excepción de Camps, Costa y algún otro.

Ahora hay que preguntarse, "¿Se ha financiado con dinero negro el Partido Popular valenciano?". Desde luego, no sería de extrañar. Lo digo por la cantidad de irregularidades contables que se han producido en todos los grandes eventos celebrados en la Comunidad Valenciana.

Además, en la contabilidad B del piso franco que la red de Correa tenía en la calle Serrano de Madrid, apareció una hoja de ingresos y su distribución, con un apunte fechado el 18 de diciembre de 2002 en el que figura una cantidad de 1.000.000 euros sin constar la procedencia de ésta. Garzón subraya que de esa cantidad aparece el concepto "PP VLC", al que se asocian 420.000 € y que según el auto se distribuyeron "para algo relacionado con el Partido Popular de Valencia". También, Camps y otros recibieron trajes hechos a medida en Milano y Forever Young. Pérez Alonso encargó, además, para Camps un smoking confeccionado para ir a Nueva York y un chaleco blanco para una recepción en el Vaticano. En total, 12.000 euros. El Gobierno valenciano había confirmado que Camps pidió cuatro trajes a la tienda Milano por aquellas fechas, pero que los devolvió porque no le gustaban los arreglos. También se sugiere que Ricardo Costa podría haber recibido otro traje por valor de 7.000 euros.

En Canal 9, por supuesto, la noticia de la implicación de Camps y compañía continúa missing. Allí solo habla Fernando de Rosa (vicepresidente del CGPJ) para criticar duramente a Garzón. Lo único que se destaca actualmente de la operación Gürtel es que Garzón ya se ha inhibido en favor del Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV). Y la única trama de corrupción que existe es la de Elche, donde el PP tiene la poca vergüenza de pedir dimisiones.

Pero la verdad, no sé por qué Camps está tan preocupado. Si al final, el TSJV seguro que no le hace nada. teniendo en cuenta que el presidente de dicho tribunal es Juan Luis de la Rua, declarado "más que amigo íntimo" del presidente valenciano. Al final, ellos se lo guisan y ellos se exculpan. Por supuesto, a éste no hay por qué recusarlo.

3 comentarios:

Jovekovic dijo...

Lo he dicho siempre, el principal problema que tenemos en España es la desvergüenza de la derecha. Claro que a ellos les resulta fácil, porque no creen para nada en la democracia.

Isabel Romana dijo...

Deprimente. Opino lo mismo de Jovekovic. Con todo, espero que en este caso se haga algo, aunque sea poco, de justicia. Besitos, guapo.

Kurtz dijo...

Jovekovic: sólo creen en el valor del dinero. Así van. Ojalá este caso sirve para firmar el suicidio definitivo del PP.

Isabel Romana: si no se recusa a De La Rua (tema en el que soy muy escéptico), creo que pasarán tres cosas: o que la causa se archive en un abrir y cerrar de ojos; o que se haga un(a farsa de) juicio para poder decir: "¿Véis? Se ha hecho Justicia y Camps era inocente"; o que el caso se paralice años y años al estilo del caso Fabra. Pero vamos, nunca me alegraría tanto de equivocarme, si me equivocara.
Besitos.