domingo, 11 de julio de 2010

Déjame entrar


Déjame entrar es una película original sobre un tema trillado como es el de los vampiros. Su ambientación, su historia, las interpretaciones de los niños protagonistas... Casi todo esto en esta película es perfecto.
Los suecos siempre han sido especialmente sensibles a la hora de mostrar en una película diferentes aspectos de la infancia. Déjame entrar no es una excepción dentro de esa sensibilidad, a pesar de que, esencialmente, es una historia de terror.
Situada en una ciudad helada, en una época indeterminada, narra la historia de Oskar, un niño que es acosado por sus compañeros de clase. Esto le ha convertido en un niño solitario. Hasta que un día conoce a una misteriosa niña que acaba de mudarse al bloque de viviendas. Entre ambos surge una amistad que irá yendo a más.
Los dos niños son los verdaderos protagonistas de la película (de hecho, apenas aparecen adultos, ni casi otros persoanjes). Contiene escenas tremendamente emotivas (la escena en la que ella va a casa de él y le dice: "Tienes que invitarme a entrar para que pueda hacerlo", "¿Y qué pasa si no te invito?, pregunta él") y escenas tremendamente brutales (como la escena de la piscina).
Esta es, sin duda, la mejor película de vampiros que se ha hecho en mucho tiempo. Supone, junto a series de televisión recientes (que nada tienen que ver con la película) como True blood o Moonlight, una revisión del mito de los vampiros. Una revisión más efectiva, por cierto, que la basura de la saga Crepúsculo.
Déjame entrar es una película que todo aficionado al buen cine debería ver, al menos, una vez en la vida. Un clásico moderno.

Tráiler.

PD: La película está basada en una novela del escritor sueco John Ajvide Lindqvist. No al he leído, pero la tengo entre mis novelas pendientes. Sí que he de decir que me la han recomendado especialmente.
Por otro lado, Estados Unidos ya ha realizado el remake cinematográfico de la película. Por las imágenes que he visto del tráiler, será una copia plano a plano de la original, que no añadirá gran cosa.

2 comentarios:

Shikaru dijo...

Vi la película cuando salió en el cine, y me pareció muy buena. Es verdad que el mito de los vampiros se ha ridiculizado hasta límites insospechados (como en Crepúsculo) o directamente ya aburre a más no poder (como en la literatura juvenil, parece que ahora los vampiros son lo único que da morbo).

No sé, si tengo que elegir yo me quedo con adaptaciones más directas y realistas del mito, como esta peli o la serie de True Blood, que por lo menos no escatima en sangre, jejeje.

Y encuanto al libro en el que está basado este film, he de decir que es el mejor que he leído, no sé, me impresionó. La historia, (que poco tiene que ver con la película, la verdad, es mucho más profunda) esta narrada con una crudeza que asusta y conmueve a la vez. Y sí, el autor es un autor de terror; indudablemente no es una novela que puedan leer niños ni gente sensible, porque no se anda con chiquitas y trata temas muy escabrosos, como la pederastia (que no aparece en ningún sitio en la película). Pero yo lo recomiendo, porque es uno de estos libros donde no sobra ni falta nada, es decir, una obra de arte.

Kurtz dijo...

Es cierto que la película, comparada con la novela es más light, y supongo que lo hicieron para que la película no se quedara en un público muy minoritario.
En cualquier caso, la película no deja de estar bastante bien.