miércoles, 7 de julio de 2010

Mi post radical

Como ya sabéis todos los que me leéis, soy un peligroso radical con trazas de terrorista, antisemita y, lo peor de todo, socialista (aunque alguno de mis compañeros ha llegado a decir que tengo un discurso comunista). El caso es que he decidido escribir esta entrada ahora que los radicales vamos a ser más vigilados por la UE. Y además, quiero dedicársela a Dezaragoza, que también es un radical. Así no estaré solo en el campo de concentración (con un poco de suerte, a lo mejor me destinan a la zona VIP de Auschwitz).

El caso es que me estoy leyendo un libro llamado Desobediencia civil y otros escritos, que recoge textos de Henry David Thoreau. Este escritor, que influyo en gente como Gandhi o Martin Luther King era partidario de la rebelión pacífica y la desobedicencia civil. En cierta ocasión fu detenido por negarse a pagar sus impuestos, ya que no quería seguir manteniendo a un Estado que aún reconocía (en aquella época) la esclavitud. Y yo he pensado (pensar, la actividad más peligrosa del ser humano) que los ciudadanos de ahora también tenemos motivos para rebelarnos. ¿Por qué dar nuestro dinero a los corruptos que se lo quedarán o lo regalarán a empresarios amigos suyos? ¿Por qué dar nuestro dinero para financiar rescates de bancos, coculpables de la crisis económica en la que vivimos? Neguémonos a pagar nuestros impuestos. Dígamos "No con nuestro dinero". Que nuestro dinero no sirva para mantener a corruptos, ladrones y especuladores.
Y después, paralicemos todas las ciudades. Huelga general. Al margen de los sindicatos, cuyos miembros están igual de corrompidos que los políticos. Una huelga general de las de verdad. Que dure uno, dos, tres o los días que haga falta. Cojamos de los huevos a los que nos gobiernan, machacan y aplastan. En la película V de vendetta, uno de los protagonistas decía: "El pueblo no debería temer a sus gobernantes. Son los gobernantes los que deberían temer al pueblo". No les demos un cheque en blanco con nuestro voto. Demostremos el poder de la ciudadanía. La democracia es el poder que emana del pueblo, ¿no? Pues ya es hora de que recuperemos ese poder.
Y ahora, podéis llamarme añadir, a los adjetivos nombrados antes, los de antidemócrata, golpista y todos los que se os ocurran. Pero a mí no me vale con lloriquear y decir: "Todos los políticos son iguales" y quedarme de brazos cruzados. Quiero hechos, acción. Prefiero levantarme, antes que seguir con la conciencia dormida.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo creo que tus comentarios no son propios del siglo XXI.
En mi opinion, la anarquia no tiene cabida en un estado democratico.
En las urnas elegimos a los que nos gobiernan y aunque nos equivoquemos, como creo que nos ha ocurrido en esta ocasion, hay que respetar el estado de derecho.
Pienso distinto, creo que hay que endurecer las leyes para evitar corrupciones, agresiones y otros desmanes, y volver a fomentar y educar a los jovenes, cn valores morales, que han erradicado en los ultimos años.

Unknown dijo...

Yo no era consciente de que fuera tan radical hasta que me enteré por el maño de tu post. No llegué a tiempo a verlo de primera mano porque he estado ausente unos cuantos días.
Ahora estoy convencido de que tengo suerte y los vigilantes de la blogocosa sólo llegan a mi blog cunado cuelgo algo de humor...si no ya habrían aparecido los hombres de negro a la puerta de mi casa hace tiempo :-D
Lo de negarnos a pagar impuestos es cuestión de tiempo...cuando no tengamos un puñetero euro
Salu2

dezaragoza dijo...

Contestando a anónimo, ya que pienso muy parecido a Kurtz: no elegimos a los que NOS GOBIERNAN, sino a los GOBERNANTES. ¿Y quiénes somos nosotrso? LOS GOBERNADORES. Lo que no es propio del S XXI es que andemos con esas reverencias y esas ganas de servilismo. Ellos no representan "el estado de derecho", somos nosotros y son NUESTROS derechos. Y quién no pelea por conservar sus derechos... los pierde. ¿Más leyes contra la corrupción? jaaaaaaajajajajajajajajaja.

Kurtz, si es que como buen radical te me has ido al extremo: desobediencia civil. Mira, creo que va siendo hora de empezar acciones reales. Completamente de acuerdo contigo.

Anónimo dijo...

Dezaragoza, parece como si quisierais que volvieramos al 36 que ni tu ni yo conocimos, pero yo al menos me he informado de las atrocidades que ocurrieron, y pienso en el sufrimiento de todos los ciudadanos de este pais. aquello comenzó precisamente por la irracionalidad de todos los contendientes.
Espero que aun seamos mayoria los que no pensamos como vosotros.

Kurtz dijo...

Anónimo: ¿Anarquía? ¿Quién ha hablado de anarquía? Simplemente hablo de que el pueblo (fíjate que no hablo de ninguna posición política) se levante contra la clase política corrupta, que copa todos los puestos de importancia. Y que también se levante contra la crisis que vamos a pagar sin haber hecho nada para merecerlo. Prefiero parecer anarquista o guerracivilista (y no me considero ninguna de las dos cosas) que ser un conformista. ¿Realmente crees que elegimos a los que nos gobiernan? Mira los fraudes electorales que se dieron en las últimas elecciones en Castellón. ¿Leyes contra la corrupción? Veo que sirven de mucho. ¿Educar a los jóvenes? Sólo se logrará cambiando lo que hay ahora, porque a los actuales gobernantes no les interesa educar, sino aborregar.

Markos: De momento, a mí tampoco me han aparecido hombres de negro en la puerta de casa (que yo sepa, vamos).
En cuanto a lo de los impuestos, sería bueno hacerlo antes, ¿no?
Saludos.

Dezaragoza: Desde hace tiempo, empiezo a pensar igual, que se necesitan acciones reales y que deberíamos empezar todos a levantarnos.

Kir dijo...

Que la gente se revolucione y, por ejemplo, deje de pagar impuestos, sería casi imposible. El pueblo, nosotros, está aborregado y educado en la servidumbre, en el "ni soy capaz, ni me esfuerzo", en idolatrar a becerros de oro y de sálvame deluxe. No digo que la solución sea conformarse con lo que hay y virgencita, virgencita, que me quede como estoy; sino que se necesitará, antes de nada, convencer a la gente del poder que tiene.

¿Anarquismo? ¿Guerra Civil? No, mecachis, no hay que llegar a esos extremos; aunque, quizá, sí haya que rozarlos.

En cualquier caso, me apunto ¿dónde y a qué hora?

Un placer haber descubierto su blog. Saludos.

Kurtz dijo...

Soy consciente de que ahora mismo estás ideas son demasiado idealistas o utópicas. Pero si empezamos a movernos desde ya, poco a poco podemos ir consiguiéndolo.
Esta bien que comentes lo de rozar los extremos. Por ejemplo, los golpes de Estado son malos, pero siempre hay excepciones, como la Revolución de los Claveles de Portugal o la Revolución Azafrán de Birmania. Eso sí, que nadie interprete que ahora quiero dar un golpe de Estado. Simplemente repito lo que ya he dicho: el pueblo debe hacer ver a los que gobiernan que somos muchos y que están ahí gracias a nosotros.
¿Cuándo y a qué hora? Ya mismo en donde vivas. Cualquier idea que se te pueda ocurrir para luchar contra los corruptos y los especuladores es bienvenida.
Saludos y espero seguir viéndote por este blog.

dezaragoza dijo...

Anónimo, empieza por favor por dejar tu anonimato. Eso no es precisamente reacionalidad.

En segundo lugar, sois muchos los que creéis y unos cuantos los que pensamos. No mezclemos churras con merinas.

En tercer lugar estás como una puta cabra: la acusación que me haces de querer volver al 36 es una acusación sin pruebas salida de una mente enferma y precisamente manipulada. Es TU problema, no me lo achaques a mí. Esas amenazas veladas ya se van gastando, a otro perro con ese hueso. A ver si ahora por apoyar la libertad que debería garantizar la democracia voy a ser yo alguien que quiera una guerra civil. Pero hay que estar chalado para unir ambos conceptos, o ser un dictador con ganas de unirlos. Y cuando me refiero a dictadura, fíjate tú, me refiero a la del capitalismo, contra la que lucharon todos los nacionalsocialismos (incluído el modelo español). Campeón/a, creer está muy lejos de pensar.