lunes, 9 de marzo de 2009

"Esa es la batalla de la derecha: dar a entender que todos son iguales. Y esa idea cala en la sociedad de una manera peligrosa"

Hoy publico otra entrevista, esta vez a Wilson Ferrús, portavoz del PSPV-PSOE en el ayuntamiento de Catarroja y autor del blog Altra Catarroja és possible.



1. Una breve presentación.

Me llamo Wilson Ferrús, soy concejal en el Ayuntamiento de Catarroja donde desempeño las labores de portavoz. Soy el secretario general de mi agrupación y miembro del Comité Nacional y del Comité Povincial. Desde la pasada legislatura también soy miembro de la Mancomunitat de l'Horta Sud donde desempeño el cargo de Vicepresidente. Me gano la vida en lo que a mi me gusta y siempre me ha gustado (una suerte), como profesor de educación secundaria impartiendo clases de Lengua y Literatura en un instituto público, por supuesto. Una profesión que ejerzo desde los 22 años, y ya tengo 45, y todavía no me he quemado. Soy Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación y diplomado en Ciencias Sociales. Mi nombre se lo debo a mi abuelo que quiso brindarle un homenaje a sir Harold Wilson, quien se convirtiera en líder del partido laborista inglés el año en que yo nací, 1963.


2. ¿Por qué te involucraste en política?

Llevo en política desde que tengo uso de razón. Provengo de dos familias (tanto la materna como la paterna) de fuertes convicciones democráticas, progresistas y muy avanzadas desde el punto de vista ideológico. Mi abuelo materno desde posiciones anarquistas y el paterno desde el comunismo. Siempre se ha vivido en mi casa la política de una manera muy cercana y siempre he vivido la necesidad de no quedarse con las manos cruzadas viendo pasar las injusticias. En el instituto empece a militar en la UJM (Unión de Juventudes Maoístas) y cuando desapareció empece a trabajar en la formación de l'Agrupació d'Esquerres del PV y otras formaciones y organizaciones juveniles. Sobre los ochenta empece a trabajar con el PSPV-PSOE de mi pueblo desde la independencia hasta que me involucré totalmente como único camino para conseguir el cambio. Y, en ello estamos.

3. ¿Crees que la sociedad está comprometida con la política o la ve con desapego? Si, existe ese desapego, ¿a qué puede deberse?

Sí, se tiene una perspectiva de la política, mejor dicho, de los políticos, como una clase social (la clase política se oye), como una serie de personajes que han hecho de su cargo su profesión, que se eternalizan y se aferran en sus cargos y que llegan a moverse y conducirse de una manera totalmente alejada de la sociedad y de sus problemas. La distancia entre el político y la sociedad llega a veces a ser tremenda. Los continuos casos de corrupción, amiguismos, descalificaciones… llevan al descrédito a todos. Y esa es la batalla de la derecha: dar a entender que todos son iguales. Y esa idea cala en la sociedad de una manera peligrosa. Hay pocos compromisos y muchas veces mueve más gente un partido de fútbol o un concierto de música que una reivindicación social o una concentración a favor de derechos fundamentales. Si no cambiamos esta concepción de la política abonamos el terreno a la derecha.

4. ¿Ha cambiado la política en los últimos años mucho?

Sí, ya lo creo. Absolutamente todo: el mensaje, los medios, la capacidad de movilización, los ideales, las convicciones, las campañas de difusión y mediáticas, los recursos… Nada es como antes. Las nuevas tecnologías, los diseños hechos a la carta, los ejércitos de asesores… no tiene que ver nada con la manera de hacer política hace tan solo 15 años. Antes se vivía la política más como debería continuar viviéndose, como algo propio, necesario, bonito, justo… como una implicación para buscar juntos el cambio, la transformación de la sociedad. Ha perdido, creo, la parte más humana y de complicidad entre la gente.

5. ¿Crees que los políticos en general aprovechan las ventajas de las nuevas tecnologías?

Creo que cada vez somos más los que nos aprovechamos de esas ventajas. Cada vez llegas a más gente sin necesidad de moverte de casa. Llegas a mucha gente que sería francamente difícil de otra manera. Tus mensajes, tus comunicados, tus informaciones fluyen de una manera rápida e impensable hace solo unos años. Cada vez más los políticos profesionales tienen esa legión de asesores dedicados en parte a copar ese espacio. En las elecciones cada vez más las nuevas tecnologías son fundamentales.

6. ¿Sirven esas nuevas tecnologías para acercar a los ciudadanos y a los políticos?

Yo pienso que sí. No debe de estar reñido con la calle, con "el pateo", con el cara a cara… Es imprescindible el contacto del gestor, del político, con la gente, con los ciudadanos, con sus problemas… La mejor forma de conocer sus problemas, sus necesidades, sus prioridades… es salir a la calle, el cara a cara pero es evidente que las nuevas tecnologías suman no restan. Pero no debemos cambiar una cosa por la otra.

7. ¿Se puede compaginar la política y la labor de Blogger?

Sí, yo la compagino. También con mi trabajo. Y como yo, veo que cada vez somos más los que lo compaginamos y lo usamos como un instrumento más para difundir nuestras ideas, opiniones, propuestas, denuncias… Al principio cuesta un poco pero, como todo, es cuestión de dedicarle un tiempo y ser constante.

8. ¿Crees que los políticos hoy en día están cerca de las preocupaciones de los ciudadanos y son accesibles?

Como ya te he dicho antes, creo que este es uno de los handicaps de la política. El político se encierra en su despacho y solo sale a la calle cuando vienen las elecciones. Se mueven más a base de encuestas y de diseños orquestados en despachos que en el sentir de la gente de la calle. Lógicamente hay muchas excepciones, muchos políticos que no llegan a calentar el sillón de su despacho porque siempre están en la calle pendientes de los problemas diarios de los ciudadanos, que escuchan todos los días a la gente y que diseñan sus actuaciones y sus políticas en función de las necesidades de las personas. Pero sí, muchos políticos son poco accesibles y se encierran en su burbuja, una burbuja que nada tiene que ver con los problemas reales y diarios de la gente.

6 comentarios:

Elèna Casero dijo...

Yo me siento algo cansada de burbujas, de todo tipo. Cansada de políticos, políticas, pelotazos y sinvergüenzas. De aforados ¿por qué tienen ese exclusivo derecho?

Necesitamos gente como Wilson, cercana, social y humana.

Kurtz dijo...

Con respecto a los aforados, yo me hacía la misma pregunta.
Por qué ahora a Camps lo tiene que juzgar el TSJV, cuyo presidente es amigo íntimo de él.

Barraquero dijo...

El mejor político que ha tenido Catarroja y con diferencia es Wilson Ferrús. Por sus convicciones, por su honadez y honestidad y por su inconmensurable talla humana. OjalÁ Wilson fuera nuestro alcalde. Que distintas serian las cosas. P.D:Aunque en las autonómicas suelo votar a Izquierda Unida en Catarroja mi voto lo tendra siempre el PSPV-PSOE de Ferrús. Animo y a por el cambio!

Kurtz dijo...

Eso, ojalá llegue pronto el cambio.
Saludos.

Catarroja Descoberta dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Barraquero, hay una diferencia abismal entre el trato tan amable y cercano y la forma de gobernar que tiene Wilson Ferrús con cualquier otr@ que haya gobernado en Catarroja.
Durante los dos años que estuvo el PSOE gobernando en coalición se gestionaron más proyectos sociales, educacionales y de bienestar social que en la vida. Lástima que hubiera ese "golpe institucional" y UV se aliara con PP echando al cajón del olvido todos estos proyectos. Pero no nos callaran.

Wilson: YES YOU CAN

Kurtz dijo...

Ojalá pues os deis cuenta en Catarroja a la hora de votar y la próxima vez pueda publicar en mi blog la noticia de que el PSPV ha ganado por allí.