lunes, 23 de marzo de 2009

Esto no es libertad de expresión



En la cadena COPE siempre se han puesto como ejemplo de libertad de expresión (siempre que te expreses en los términos que a ellos les gustan). También como una isla de libertad frente a los ataques de la progesía izquierdista. Pero la única libertad que existe en la COPE (que no lo olvidemos, es la cadena de los obispos) es la libertad para decir cualquier tontería sin despeinarse (algo que ya he calificado otras veces como libertinaje de expresión). Veamos algunos ejemplos de sus pseudoperiodistas más ilustres:

-César Vidal: Hace unos días, en su columna en el diario La Razón, acusaba al presidente Zapatero de que "mucho presumir de feminista, de igualitario, de preocupado por las mujeres y va a pasar a la Historia como el presidente de Gobierno que ha condenado a un número mayor a ejercer la prostitución para poder comer". Para ello se basa en que en un periódico han aumentado los números de anuncios dirigidos a gente que quiera dedicarse a la prostitución. También en el testimonio de un taxista que asegura que muchas de las mujeres que recoge van a vender sus cuerpos o acaban de salir de un club. También contó el caso de una conocida suya que tuvo que dedicarse a la prostitución debido a la "prohibición de enseñar en castellano". Ya sabéis españolas, votad al PP o acabaréis ejerciendo la prostitución.

-Pío Moa: Es uno de homófobos más activos en la cadena de los obispos. Ya hace unos meses afirmó que la "homosexualidad militante" es una exaltación de "una tara evidente". El mes pasado, llegó a decir "Yo creo que plaga del SIDA tiene que ver con la promiscuidad, igual que otras muchas enfermedades, aunque ésta sea peor: en los homosexuales la promiscuidad está mucho más extendida y a través de ella el SIDA se propagó bastante a los no homosexuales". "Y como nuestros políticos son muy partidarios de la promiscuidad y consideran que lo moderno es considerar la homosexualidad una opción tan normal como cualquier otra, se movilizaron rápidamente, no fuese a creer la gente que el SIDA era un castigo divino o algo así. Empezó entonces la difusión masiva desde el poder de la propaganda homosexual militante y feminista, las desvergonzadas campañas de condones, los repartos de preservativos en los colegios –a veces directamente por políticos–, la fraseología empalagosa con pretensiones humanistas, científicas o sanitarias, etc". Estoy esperando a que Pío Moa tenga un hijo homosexual. Habría que ver su cara.

-Federico Jiménez Losantos: Sobre él no voy a destacar ninguna declaración. Cada día hace una que merecía estar en el apartado de libertinaje de expresión. Escuchadlo alguna mañana (si no teméis por vuestra salud mental) y ya me contáis.

3 comentarios:

dezaragoza dijo...

Si lo sé estudio periodismo. Debe ser facilísimo, y luego ejerciendo ya ni te digo: más fácil que hacer un blog. Bueno, o eso parece según estos figuras.
En cuanto a Los Santos me lo ponía en tiempos cuando madrugaba demasiado (en realidad era trasnochar, me levantaba a las cuatro menos veinte de la madrugada) y estaba demasiado dormido. Tal cual empezaba su programa lo sintonizaba en mi camión y a los 20 minutos estaba más despierto que a las tres de la tarde. Ni café ni hostias.

Un abrazote.

Markos dijo...

Vaya trío de cerebros sinápticamente defectuosos.

Demagogos y de los torpes.

Salu2

Kurtz dijo...

Dezaragoza: hubo una época en que a mi vecina le dio por escuchar a toda pastilla a Losantos de buena mañana. Ahora yo, lo que hago si me levanto de buena mañana, es enchufarme el informativo de Canal 9 para espabilarme.
Yo estoy estudiando Periodismo y qué quieres, fácil del todo no es. Pero para éstos sí que lo es. Les dan un micrófono y dicen lo que quieren.
Un abrazote.

Markos: si al menos sólo fueran demagogos...
Saludos.