miércoles, 23 de septiembre de 2009

El PP valenciano en "El Jueves": aparece Zaplana

Tercera parte del PP valenciano retratado por El Jueves:



El éxito de Rita en las Municipales del 91, al coligarse con Unión Valenciana, marcará el camino a seguir por un personaje crucial en esta historia. El sin par Eduardo Zaplana.
Un buscavidas que, tras una inofensiva cara de bobalicón, con un parecido razonable con el guarbabosques Smith de El oso Yogui; se esconde un talentoso jeta profesional.

Con su título de abogado bajo el brazo y una firme vocación de "entrar en política para forrarse", abandona su Cartagena natal y, tras pegar el braguetazo con la hija de un poderoso constructor de Benidorm, se presentará en 1991, con el incondicional apoyo de su suegro y de otros amiguitos del sector, a la alcaldía de tan suculento, a nivel urbanístico, consistorio. El PP perderá frente al PSOE por un único concejal. Pero, ¡huy, qué cosas! poco después, una concejala sociata abandonará su grupo y terminará apoyando una moción de censura que culminará con nuestro Edu convertido en el alcalde mejor bronceado de España.

La alcaldía de Benidorm le sirve como laboratorio de ideas para poner en práctica su abnegado potencial como servidor público. Tan abnegado que pronto se le quedará pequeño su ayuntamiento y, sin ser valenciano y tras ganar sin complicaciones en 1993 la presidencia del partido en la comunidad, se presentará como candidato a la Generalitat en las elecciones de 1995.

Aprovechando los sentimientos anticatalanistas tan vivos en la calle, y tras pactar con Unión Valenciana, se convertirá en el primer presidente de una comunidad autónoma que no le vio nacer. Y por supuesto también, en el mejor bronceado. ¡Ahí estamos dando lecciones de valencianía! ¡Como un campeón!

En la preparación de su desembarco a la capital le ayudarán dos parejitas singulares:

-Matrimonio María Consuelo Reyna y Jesús Carrascosa: Ella, como directora entonces del periódico Las Provincias; y él, periodista venido también de Cartagena, continúan alentando el anticatalanismo más furibundo. Los dos le presentarán a Zaplana a empresarios locales vinculados al mundo inmobiliario en muy buena sintonía con la nueva sensibilidad política que trae el guardabosques de Cartagena.
Tras la victoria, Carrascosa sería nombrado secretario general de presidencia. La mano derecha, muy de derechas, de Eduardo Zaplana.
Más tarde, director de Canal 9, siendo a él a quien debemos el ser los pioneros de la excrecencia televisiva, con su apuesta personal por el formato Tómbola.

-Matrimonio Consuelo Ciscar y Rafael Blasco: También conocidos como la pareja Rasputín. Los dos ex socialistas. Ella trabajó como secretaria personal del ex presidente Joan Lerma y él, militante en su juventud del ultraizquierdista FRAP, había ocupado durante la administración socialista las consellerías de Presidencia y de Obras Públicas, siendo expulsado del PSOE por "irregularidades" durante su gestión desde Obras Públicas.
Ambos, con un talento natural para arrimarse al sol que más calienta y profundos conocedores de los "asuntillos" de los sociatas, resultan claves para neutralizar a un PSOE que a partir de entonces irá de mal en peor.
Como premio, ella se lo pasará en grande dirigiendo el IVAM y él, tras algunos cargos en la sombra terminará ocupando la consellería de Empleo.

5 comentarios:

Catarroja Descoberta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Catarroja Descoberta dijo...

Jajaja, si que es cierto que se parece al guardabosques de Yellowstone! jajaja,
pero..... risas a parte, este sujeto (a quien el PP no le exigió un examen de valenciano ni tan siquiera para ser President de la Generalitat) ha hipotecado nuestros futuro hasta dentro de ni se sabe cuantas generaciones, pues lamentablemente creó escuela..

En fin, se dice por Benidorm que le está fastidiando tanto el tema de la moción de ayer que incluso ha vuelto con su exmujer para tratar de ganar de nuevo votos "agradecidos" en Benidorm...

AY!no hay que llorar, que la vida es un carnaval....
Un abrazo Kurtz.

Kurtz dijo...

Pues sí, Zaplana marcó el devenir de la política valenciana y, sin duda, su política fue seguida por Camps.
Y lo de Benidorm, la verdad es que no me extrañaría nada.
Un abrazo.

El futuro bloguero dijo...

Sobre su bronceado, siempre me reía mucho con Gomaespuma que decían que Zaplana se lavaba la cara con el caldo de las latas de mejillones, para ese color de bronceado rojizo.

Otro de sus grandes méritos es su elección de camisas, ningún político tiene tan buen gusto ni tan buena percha para lucirlas.

Eso sí, por mucho que lo intento, no se me ocurre nada más bueno que comentar sobre este indivíduo.

Abrazo

Kurtz dijo...

Jajajaja.
No sabía lo de Gomaespuma.
Por cierto, lo de Zaplana serían las camisas, pero lo de Camps es los trajes, que tan bien le quedan, ¿no?
Y no te preocupes, de Zaplana no se pueden decir muchas cosas más positivas.
Abrazo.