jueves, 2 de junio de 2011

Telecinco

No descubro América a estas alturas si digo que Telecinco es el máximo exponente de la telebasura española. La mayor parte de su programación podría ser fácilmente calificada de telebasura y ser toldada de tener una calidad dudosa.
El programa que presenta Ana Rosa Quintana, de la que ya he hablado alguna vez en este blog, es un ejemplo para futuros periodistas... de lo que no debe hacerse nunca en un programa de televisión. Produce hasta vergüenza ajena ver el sensacionalismo y la frivolidad con el que se trata las noticias (y que, por cierto, han contagiado aún más al programa de Las mañanas de Cuatro, desde que absorbieron, aunque ellos hablan de fusión, a la cadena Cuatro). Todavía, a día de hoy, no me explico el éxito de Quintana en televisión, con ese programa que conduce. Pero supongo que lo que se lleva hoy en día es el sensacionalismo y el "todo vale" (vergonzosa la "entrevista" de una reportera del programa a la mujer de Santiago del Valle, el asesino de la niña Mari Luz Cortés). Y eso lo explota muy bien Ana Rosa Quintana (y el resto de Telecinco, en realidad).
Mi conclusión es que sería necesario el cierre de Telecinco por pura higiene televisiva. Porque dudo que la cadena vaya a apretar el botón de autolimpieza.

3 comentarios:

Jorge Arbenz dijo...

Yo propongo que se cierre Telecinco y que se envíe a Siberia a todos sus directivos...sin billete de vuelta.

Jose Vte. dijo...

Es una verguenza de cadena de ¿entretenimiento?, que entontece a la gente. Ensalzadora de mediocres y futuros juguetes rotos.

Saludos

Kurtz dijo...

Jorge Arbenz: Lo secundo.

Jose Vte.: No podía haberla descrito mejor.
Saludos.