lunes, 20 de junio de 2011

Manipula que algo queda

El Periodismo en España da pena. Pocos ejemplos se salvan, la verdad. Con respecto a las noticias que aparecen en torno al 15-M se puede comprobar. Y es que, cierta prensa se ha dedicado a demonizar y criminalizar este movimiento desde su nacimiento.
Abrieron la veda desde gente como Federico Jiménez Losantos o César Vidal, y medios como Intereconomía o Libertad Digital. Para ellos, el movimiento está formado por jóvenes, vagos, perroflautas, ultraizquierdosos, relacionados con ETA y manipulados por el ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba. Después, otros medios han seguido con las absurdas y torpes manipulaciones.
Telemadrid emitía la semana pasada una información sobre los incidentes de Barcelona. Éste era el vídeo. Las imágenes fueron tomadas del diario El Mundo (tal como dice la presentadora), pero en el diario sí que las identificaron correctamente, ya que las imágenes pertenecen a los disturbios de Grecia (algo que se puede comprobar en las fotos en las que los manifestantes portan banderas griegas o en los propios uniformes de la policía). Telemadrid, en un principio, reconoció el error, pero dijo que la polémica era "gratuita", porque los disturbios de Barcelona "no difieren mucho de lo sucedido en Grecia". También han emitido una "fe de erratas" muy particular. Me llama la atención un par de cosas de esa "fe de erratas". Primero: ella pide que no se criminalice a todo Telemadrid por una manipulación que hizo ella, pero ella criminaliza a todo el 15-M por la actitud de unos violentos. Segundo: las piedras en Barcelona tienen un color y una forma muy rara.
La manipulación en los diarios comienza desde la misma portada. En las manifestaciones es algo que también se puede comprobar. Si la reivindicación interesa al periódico, hay que hinchar la cifra de manifestantes. Si no interesa, hay que ningunear esa cifra. Por ejemplo, Canal 9 decía que en un principio, los manifestantes de ayer en Valencia sólo eran "unos centenares". Ahora ya han rectificado (al menos, en la página web) y el número de manifestantes fueron "milers". Eso sí, la noticia, bien enterrada. Es más importante la Fórmula 1 que se nos avecina este fin de semana. El número de manifestantes también produce jaquecas a nivel nacional. Aquí se puede comprobar una comparativa de las portadas de La Razón, ABC y El Mundo entre el día de la manifestación del aborto y la manifestación de ayer.
La última técnica de manipulación es el antiquísimo arte del Photoshop. Claro que, si no se sabe utilizar, queda muy chapucero. La Razón publicaba una foto en la portada en la que aparecía un hombre sin cabeza y algunos efectos raros.


Según La Razón, la manipulación no es tal. Lo que sucede es que la foto es una panorámica realizada con varias fotografías y que esos efectos son normales en este tipo de fotografías. En cualquier caso, ¿para qué una fotografía panorámica si sólo el diario sólo va a publicar una pequeña parte (curiosamente, en la que menos gente se ve)?

2 comentarios:

Jose Vte. dijo...

Esta mañana he estado viendo la manipulación de la portada de la Razón. Y no se que es más patético, si la propia manipulación de la portada o las explicaciones que da de ella posteriormente, incluso exigiendo que los medios rectifiquen y les pidan perdón.
A mi me mosquea que ahora justamente que la derecha más reaccionaria va ganando tengan esas actitudes tan enloquecidas. ¿A que temen?

Un saludo

Kurtz dijo...

En el caso concreto de los medios de comunicación de derechas, yo creo que hay una percepción de que, cuando gane Rajoy, no habrá a quien insultar y estos medios de comunicación perderán seguidores en cuanto rebajen el nivel de crispación. Se ha creado en la sociedad un monstruo de Frankenstein difícil de controlar. Por lo pronto, en la televisión, ya se están viendo sus efectos: Veo7 y La 10 anuncian que cierran, e Intereconomía anda pidiendo dinero a sus espectadores. Hasta Jiménez Losantos reconoce que su cadena se está quedando sola. Por algo será.
Un saludo.