martes, 3 de noviembre de 2009

¿Y el dinero de FGV?

Uno de los aspectos más controvertidos que rodean al accidente del metro que se produjo hace más de tres años en Valencia es la (incompetente) gestión de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV). Sobre la gestión de esta empresa en relación al accidente de metro ya hablé hace tiempo.
Como todas las empresas dependientes de la Generalitat, fue creada para funcionar como empresa privada, pero depende del dinero público. Y como todas las empresas dependientes de la Generalitat, FGV es un agujero tragamillones. En la vergonzosa comisión de investigaciónm, Andrés Perelló, representante socialista, ya denunció el desvío de dinero que el Gobierno central, en 2001 (mandando en España Aznar), había entregado para modernización de la Línea 1. El dinero, presumiblemente, acabó sirviendo para pagar gastos de Terra Mítica.
En Valencia se está construyendo la Línea 2 del metro (curiosamente será un tranvía). Pues bien, la deuda de la empresa es tal (372 millones alcanzará el 31 de diciembre de 2009; un endeudamiento que ha provocado problemas de tesorería a la empresa que ha tenido que retrasar los pagos a los proveedores, sobre todo a los grandes, como Vossloh, Bombardier o Iberdrola a quienes debe más de 300 millones de euros, según admite la propia FGV), que se están planteando privatizaciones. Desde 2007 se planteaba la privatización de talleres u otras instalaciones fijas.
Ahora, lo que se plantean es privatizar la nueva línea en construcción. De hecho, el actual conseller de Infraestructuras y Transportes, Mario Flores, ya anunció la creación de Rail Forum, empresa que ya se está planteando asumir la gestión de la nueva línea.
De darse esta privatización, además, se dejarían de crear empleos públicos. Quizá esto sea bueno en Valencia, de todas formas, teniendo en cuenta que aquí los funcionarios se eligen a dedo (por eso FGV va como va).
Y mientras, ¿adónde va el dinero que reciben FGV y la consellería de Infraestructuras y Transportes?

3 comentarios:

Markos dijo...

Yo tengo ganas de que cuando un chorizo sea metido en la cárcel por quedarse con el dinero de nuestros impuestos, no salga de la cárcel hasta que nos devuelva todo lo que nos robó. De este modo me daría igual que sólo les condenaran a unos pocos años.
Salu2

Irreverens dijo...

¡Ahí estamos, Markos, ahí estamos!

Kurtz dijo...

Markos: El problema es que en este país se perdona a los chorizos, que casi nunca acaban en la cárcel; y se acaban en ella, salen sin devolver lo robado.
Saludos.