martes, 17 de noviembre de 2009

Más pruebas que desaparecen

En la Comunidad Valenciana ocurre uno de tantos fenómenos extraños que se dan por estas tierras: existe un agujero negro que se traga pruebas judiciales.
Por ejemplo, con respecto al accidente de metro, desapareció el libro de averías de la unidad siniestrada, para que nadie descubriera (inútil esfuerzo, por cierto) que el tren ya había sufrido accidentes previos.
También recientemente, con respecto al caso Gürtel, desaparecieron cajas con pruebas y documentación.
Manuel Altava es senador por el PP. Se encuentra imputado por un delito de realización del propio derecho por haber entrado por la fuerza en el domicilio de su ex mujer para recoger sus enseres y objetos personales. El proceso fue fotografiado por la policía.
Ocurrió en agosto de 2005: mientras su ex mujer veraneaba en Benicassim, Altava acudió a su domicilio con la intención de llevarse sus enseres. Su ex mujer, Paloma Sanz, había cambiado las cerraduras, por lo que el Senador irrumpió en la vivienda acompañado por la Policía. La ex esposa acudió también a la casa, donde la policía la retuvo durante las cinco horas que duró lo que ella considera un "expolio" de sus pertenencias.
Y he aquí que, cuando el Tribunal Supremo (encargado de la causa por ser el acusado aforado) pide esas fotos, el ayuntamiento de Castellón niega poseerlas. "En los archivos de la policía local no constan las fotografías objeto de la solicitud".
Menuda efectividad, añado yo. Y que cada uno le vea el sentido que quería a esta frase.

3 comentarios:

Félix Soria dijo...

Es más, quizá hubo allanamiento y quien ordenó o autorizó a la policía a entrar en la vivienda --salvo que fuera un juez o que los agentes actuaran por su cuenta-- incurrió en prevaricación.

dezaragoza dijo...

Adió la ostia. No voy a vivir a Valencia ni de puta coña, los locales cometiendo delitos. Vamos, es que no vuelvo ni de vacaciones.

Kurtz dijo...

Félix Soria: yo creo que la policía estaba ahí para documentar la recogida de enseres y controlar lo que se llevaba (ahora bien, habría que preguntarse por qué desaparecieron las fotografías).

Dezaragoza: tampoco seas así. Piensa que puedes labrarte buenos contactos (y para ello no hace falta que seas presidente, ni conseller, ni alcalde; basta con que seas asesor, guardaespaldas o chófer de los de arriba) y quedarás impune de cualquier delito que cometas. Y, además, conmo las investigaciones judiciales tienden a ser un paripé, los jueces ni te tocarán, a cambio de tu amistad.