jueves, 14 de julio de 2011

Impunidad

Hace una semana, la ultraderecha protagonizaba otro ataque contra la convivencia democrática. Durante la presentación del libro Noves glòries a Espanya, se presentaron allí miembros de España 2000 (entre ellos, José Luis Roberto), el GAV y otros miembros del blaverismo (el único detenido fue, de hecho, Juan García Sentandreu, exlíder de Coalición Valenciana).
Lo he comentado otras veces, y lo sigo manteniendo: en Valencia existe una impunidad neofascista que asusta. Miembros de partidos de izquierdas (o los que el blaverismo señala como catalanistas) han sido atacados, sedes de esos mismos partidos han sufrido atentados con bombas... Y Valencia lidera las estadísticas nacionales de ataques racistas.
Cualquier gobernante con dos dedos de frente condenaría estos actos. Pero los que nos gobiernan no tienen estos dos dedos de frente, y se benefician de estos actos y del clima de división que generan. Habiendo cosas más importantes en Valencia, como organizar un circuito urbano de Fórmula 1 y una Campus Party en un edificio lleno de goteras, ¿a quién le puede importar que la ultraderecha campe a sus anchas, imponiendo su violencia por todas partes?

3 comentarios:

Jorge Arbenz dijo...

No le importa a casi nadie. Lo digo sin ironía.

Carolus dijo...

Durante todo un día nos encontramos con muchos mentirosos. ¿Cuantos sabrías detectar?

Las 14 claves para descubrir a un mentiroso:
http://elartedelaestrategia.blogspot.com/2011/06/las-14-claves-para-descubrir-un.html

Saludos

Kurtz dijo...

Jorge Arbenz: Y desgraciadamente vuelves a tener razón.

Carolus: Interesante el enlace que propones.
Saludos.