lunes, 14 de marzo de 2011

Justicia no; venganza

No voy a entrar en el debate de si Ángel Luna es culpable de algún delito por filtrar un documento policial (como futuro periodista, creo que no debería existir ningún delito relacionado con al filtración de documentos, más en casos como la corrupción política o Wikileaks, por ejemplo).
Me extraña simplemente la celeridad que se están dando en juzgar a Ángel Luna. Celeridad que contrasta con la lentitud de casos como Gürtel o Fabra.
Incluso, en el PP reconocen que quieren "la peor pena" para Luna. Y es que así es la Comunidad Valenciana: los corruptos pueden estar tranquilos, y los que los denuncian (porque la persecución contra Luna no es por mostrar un documento policial, sino por ser uno de los azotes de Camps) se enfrentan a los jueces.

3 comentarios:

Jose Vte. dijo...

Esto es lo que hay, la culpa siempre la tiene el mensajero. Da igual la gravedad del delito, siempre habrá un mensajero a quién destrozar, lease Bermejo, Garzón, ahora Luna, etc.
Y como su capacidad mediática es tan enorme por lo menos en la Comunidad Vaenciana...

Marcos dijo...

Coincido con Jose, los medios de comunicación están intentando pringar a unos y limpiar a otros.
Sospechoso, ¿no?
Saludos progresistas de Madrid.

Kurtz dijo...

Jose Vte.: Desgraciadamente así es la estrategia que está siguiendo el PP en los casos de corrupción en sus filas.

Marcos: Sospechoso es porque desgraciadamente los medios de comunciación sirven a los intereses de los partidos con los que simpatizan (algo que se agrava cuando hablamos de medios de comunicación públicos).
Saludos progresistas.