jueves, 24 de marzo de 2011

Generación perdida

Los padres de Katie Holmes (esposa de Tom Cruise) están preocupados porque su nieta está siendo educada según los principios de la Cienciología (que establece, entre otras cosas, que los niños deben ser tratados como adultos).


Una madre inyecta bótox a su hija de ocho años porque "va a ser una estrella".

Los Phelps son una familia de fanáticos religiosos antitodo (aunque principalmente antigays) que se dedican a boicotear todo lo boicoteable con manifestaciones en las que también participan sus hijos pequeños.

Está más claro que el agua. La próxima será la última generación. Pero la culpa será de esos padres que no merecen tener hijos.

4 comentarios:

Adbega dijo...

Ei! Soy catalana, el último finde estuve en fallas, y flipe con algunas cosas. Mi opinión és que en Valencia gobierna el PP porqué la gente no vota y no conoce la alternativa politica que sé oferece... es increïble! Mis amigos se estan quejando continuamente del PP, pero no conocen a ningún otro partico excepteo el PSOE.

Quiero aprovechar este comentario para pedirte un favor, seria posible obtener una imagen del "casino" de valencia (creo) donde en la pared central encima de la barra hay una foto del rey junto a Franco y Primo de Rivera? Me quedé flipando con eso, apologia del fascismo total! Además compartiendo calle con la sede del partido comunista (creo), que tiene la fachada pintada con el Guernika y en cuyo balcón ondea la bandera republicana.

Me encantaria obtener una imagen, porqué es una de esas cosas que si no las ves no las crees.

Kurtz dijo...

Es el gran problema de la izquierda en Valencia (y en el resto de España también, para qué mentir). No se moviliza, deja de votar si la opción que votabana defrauda. En Valencia además, existe la percepción de que la Oposición no es una alternativa real. Y tenemos también (en toda España) el maldito bipartidismo.
Intentaré encontrar lo que me pides, aunque ahora mismo reconozco que no caigo. Me vendrían bien algunos datos más, si los tuvieras, como la calle, por ejemplo.

Adbega dijo...

A nivel estatal si tienes razón en lo que el bipartidismo impera, pero en Catalunya las demás opciones política también se conoces y se votan.
Yo no conozco mucho Valencia, pero ya descubriré le nombre de la calle, aunque puedo decirte que está al lado de un puente de hierro blanco que al pasar se mueve bastante.

Kurtz dijo...

Aquí, el problema más inmediato es que la izquierda está muy fragmentada y muy desilusionada. No existe una alternativa real. El PSPV se preocupa más por agradar a Madrid y, al mismo tiempo, no separarse mucho del PP con al esperanza de arañar algún voto. Y el resto de aprtidos de la Oposición lo tienen muy difícil para lograr un mínimo de representación, ya que la barrera electoral aquí está situada en el 5%, y todos los votos se los llevan PP y PSPV (y cada vez más el primero que el segundo).