sábado, 10 de octubre de 2009

El expreso de medianoche

De todos los dramas carcelarios que ha dado la Historia del cine, éste es, sin duda, uno de los mejores. Retrato de un sistema corrupto desde sus cimientos (como en En el nombre del padre o Regreso al paraíso), la película resulta hasta claustrofóbica, cuando nos muestra la historia de un joven detenido en Turquía por tráfico de drogas. Este joven estadounidense es encerrado en una prisión para cuatro años, acusado de uno de los peores delitos que se pueden cometer en Turquía: tráfico de hachís. Y en esa cárcel conocerá un auténtico infierno. Es entonces cuando la película se convierte en una desgarradora visión de la desesperación.
Basada en la autobiografía del personaje real que padecía esta experiencia, la película fue dirigida por Alan Parker, sobre un guión (premiado con el Oscar) de Oliver Stone. Destaca por las interpretaciones de sus actores principales Brad Davis, John Hurt (nominado al Oscar como Mejor Actor Secundario), Bo Hopkins y Randy Quaid.

5 comentarios:

Julián dijo...

Yo la ví justo antes de viajar a Estambul jeje

Sí, la peli está muy bien, basada en el libro que escribió la persona real, vamos, el protagonista.

Sergio dijo...

Sin embargo Bill Hayes tuvo que reconocer que había exagerado en su libro y había hecho su relato más tremendista de lo que debería haber sido, lo que NO desmerece la calidad de la película, que es estupenda.

Un abrazo.

Kurtz dijo...

Julián: la viste antes por si acabas en una cárcel turca, ¿no?
Jejejeje.

Sergio: y en la película tengo entendido que también se tomaron algunas licencias que no ocurrieron en la historia real, según tengo entendido.
Pero como tú dices, no desmerece la calidad de la película.
Un abrazo.

Raúl dijo...

Sí, lo creí el momento adecuado XD Aunque tampoco tenía ninguna intención de pillar hachís antes de verla, luego me reafirme aún más en ello jaja

Kurtz dijo...

Pues ya puedes decir que la película te enseñó algo.
XD