miércoles, 8 de agosto de 2007

Teléfono de (des)atención al cliente

Hace unas semanas encontré problemas para conectarme a Internet. Llamo al Teléfono de Atención al cliente de Telefónica y me dicen que el Módem USB de mi conexión ADSL está roto y que llame a Comtrend, la empresa que los fabrica, ya que la garantía de Telefónica sólo cubre los seis primeros meses de funcionamientos de dicho módem.
Llamo a Comtrend. Durante una semana, y cada hora, me sale el mismo mensaje de un contestador: "Ahora no podemos atenderle. Por favor, inténtelo más tarde." Volví a llamar a Telefónica, harto ya y les dije que me dieran otro número. No tenían otro número y me dijeron que llamara al número de Información Telefónica y pidiera el número de Comtrend en mi ciudad. Llamo al número de información, pero tienen el mismo que en el de Atención al Cliente. Llamo a otro número de Información (al 11888, para mí el mejor de todos estos) y me dicen que en Valencia no hay número de Comtrend, sólo en Madrid. Llamo al de Madrid y nadie contesta.
Cabreado, con la sangre bullendo en mi cabeza, llamo de nuevo a Telefónica y le grito al pobre telefonista que tuvo la mala suerte de descolgar que "o me lo solucionan en un día o me doy de baja". Me respondieron que por la tarde un técnico comprobaría la centralita haber si había problemas, ya que el Módem parecía estar correcto.
Al día siguiente, enviaron un técnico a casa (de forma gratuita) que nos dijo que el Módem USB estaba muerto y nos lo cambió.
Después de esta enésima odisea con Telefónica, descubrí lo bueno que es no tener competencia, porque Telefónica puede hacer lo que le dé la gana, sabiendo que las demás empresas no son tan fuertes como ellos.
Asco de dinero.

9 comentarios:

Una mujer desesperada dijo...

yo estas odiseas las vivo a menudo, con telefónica, con vodafone, con el ordenador... lo que me lleva a pensar, un día más, que vivimos en un país bananero. y punto.

Viguetana dijo...

Mierda de monopolio.

James Joyce dijo...

Más de lo mismo...

Kurtz dijo...

Una mujer desesperada: más que echarle la culpa al país bananero en que vivimos (que también), le echo la culpa al ansia de dinero de las grandes empresas.
Viguetana: también, también.
James Joyce: como siempre, más...

Jovekovic dijo...

Nacionalicemos los servicios públicos privatizados por el fascista Aznar. Mejor, nacionalicemos todos los servicios.

Susana dijo...

Lo peor es la impotencia de sentir que no pueden hacer nada (nada que sirva de mucho).. y que cuando quieren lo arreglan en 24 horas, sin marearte

Kurtz dijo...

Jovekovic: hay gente que se quejaba de que las empresas públicas funcionan mal, pero las empresas privatizadas funcionan peor.
Susana: precisamente hoy me han llamado desde Telefónica para preguntarme si esta satisfecho con el trabajo que me hicieron. Más calmadamente que el otro día les dije que no. Es lo único que podemos hacer ante sus desmanes: protestar.

Roberto dijo...

Lo peor es descubrir que ya operan así por sistema: si no gritas y les amenazas con darte de baja (que eso sí que es una odisea), o tienes conocimientos básicos de Derecho de Consumo y acojonas al de la otra línea y luego al jefe con amenazas de lo que les vas a hacer (y que nunca harás, por supuesto, porque suele no servir de nada), pues allí no se mueve nadie, y sólo hacen que pasarse la pelota unos a otros (bendita subcontratación que diluye las responsabilidades), y de paso tocándote un par de días las tuyas.

Saludos.

Kurtz dijo...

Cierto, hasta que no les amenazas con la baja no reaccionan.
Para bombardearle a uno con ofertas y para cobrar sí están ágiles.
Saludos.