miércoles, 18 de mayo de 2011

La Spanish Revolution y sus consecuencias

Tras las manifestaciones del 15 de mayo en diferentes ciudades españolas, comenzaron las acampadas. La primera fue en Madrid, y después se empezó a imitar el modelo en otras ciudades españolas. Estos sucesos, que están animando el final de campaña, han llegado a despertar la atención mundial.

Más allá de esa repercusión, habría que preguntarse que puede traer a España este movimiento. Lo que se pide es una democracia real, que permita la participación del pueblo más allá de votar cada cuatro años. Una democracia que realmente nos pueda representar y que no nos obligue a los ciudadanos de a pie a pagar los excesos de políticos y banqueros, resultado final de la crisis.
Los partidos políticos deberían tomar nota de ello. Ya es hora de que, por primera vez, escuchen al pueblo. En más de treinta años de democracia que llevamos ya va siendo hora. De momento, los partidos no se lo plantean, como demostró el desalojo de los acampados en Sol, pero no les quedará otro remedio que hacerlo. Lo único que pueden hacer es obligar al desalojo, pero siempre se volverá. En este país, de momento, queda mal disparar a manifestantes.

También quisiera destacar, ya por último, la vergonzosa cobertura de los medios españoles a estos acontecimientos que, acaben como acaben, son un primer paso histórico. Cuando empezaron a estallar los movimientos ciudadanos que pedían democracia en el norte de África y otros países islámicos, estos mismos medios alababan estos movimientos. Ahora, prácticamente han ignorado los movimientos españoles hasta que han demostrado la fuerza y perseverancia de la que disponen sus integrantes. Eso sí, algunos siguen en su línea manipuladora, como Libertad Digital, que sólo destaca los pocos disturbios (destacando los policías heridos), los famosos que apoyan los movimientos (diciendo además, que Willy Toledo dirige a los acampados de Madrid, cosa que es falsa leyendo los mensajes de muchos de ellos que critican al actor por aparecer por allí, cosa que tampoco entiendo ya que Willy Toledo tiene derecho a manifestarse e ir donde quiera, independientemente de su fama e ideología), o acusando al movimiento de ser propaganda de la izquierda, y más concretamente, una estrategia del PSOE para ganar las elecciones del domingo (como después gane el PP, no me quiero creer lo crecidos que van a estar).

4 comentarios:

Elèna Casero dijo...

Yo me pregunto por qué se ha tardado tanto tiempo, por qué los jóvenes no se han decidido a dar este paso hasta ahora.
Y me pregunto también, si después de las elecciones todo va a desaparecer o se va a seguir pidiendo lo mismo. Si gana el PP habrá que insistir más aún.

Un abrazo

Kurtz dijo...

Bueno, más vale tarde que nunca.
Eso sí, habrá que ver lo que pasa después de las elecciones con el movimiento, como bien dices.
Un abrazo.

Lola dijo...

¡Hola!
Estamos en una clase de informática y hemos puesto tublog como ejemplo.
Sigue así que lo haces muy bien.

Kurtz dijo...

Muchas gracias.