sábado, 15 de noviembre de 2008

Los olvidados, de Luis Buñuel

Luis Buñuel es uno de esos grandes directores de la Historia del cine del que no se puede elegir una de sus películas de toda su filmografía. Al menos, yo no sería capaz (aún recuerdo el impacto que me produjo El ángel exterminador).
Los olvidados, otra de sus joyas, fue dirigida en 1950 y pertenece a la que podríamos llamar su etapa mejicana. Trata las desventuras de un grupo de niños pobres en Ciudad de Méjico. Destaca en esta historia Pedro, un niño que se ve arrastrado al "mal camino" por Jaibo, un adolescente escapado de un correccional. Al final, el destino previsible de cada uno se hace patente. También se nos muestra que la violencia también puede deberse a factores ambientales, como la marginalidad. Y que para evitar esa violencia que se da entre niños y adolescente, cada vez a edades más tempranas, habría que resolver los conflictos ambientales que les rodean y acabar con la pobreza.
Como curiosidad, añadir que esta película, basada en hechos reales, ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, algo que pocas películas han logrado. Pienso que esta en particular, debería ser visionada por los miembros que hoy se reunen en el G-20 (más algunos invitados) a ver si les golpea la conciencia (aunque antes deberían tenerla).

4 comentarios:

Jovekovic dijo...

Una película extraordinaria,sin duda. Aunque admite muchas más lecturas que la social.
Si no recuerdo mal, sólo dos películas tienen la consideración de Patrimonio de la Humanidad, la de Buñuel y Metropólis de Fritz Lang.

Kurtz dijo...

Es que a mí, los mensajes sociales son los que más se me clavan.
Efectivamente, creo que sólo esas dos películas ostentan es consideración. Y ambas son muy recomendables

Fernando Manero dijo...

Una pelicula clave en la historia del cine social. Me impactó la primera evz que la vi y la recuerdo con enorme precisión. Está muy bien que hables de ella y la recomiendes. A veces da la impresión de que nos hemos olvidado de que este cine existe.

Kurtz dijo...

Yo la vi recientemente y también me impactó.
Ahora ya no se hacen tantas películas como ésta, precisamente cuando son más que necesarias.
Pero bueno, siempre podremos echarla vista atrás y visionar estos amargos clásicos.