miércoles, 16 de abril de 2008

La solución al problema del agua

"No permitiré que Zapatero humille a los valencianos con el trasvase del Ebro a Barcelona" (Francisco Camps, PP, presidente de la Generalitat valenciana).
"Zapatero solo da agua a los españoles ricos e influyentes" y "a los que no somos amigos del presidente bonito siempre hay una excusa para no darnos agua" (Esteban González Pons, diputado del PP por Valencia).
Hace unos días, Bruselas aprobó el plan Camps contra la sequía (eso sí, con más de veinte enmiendas). Se reconocían los trasvases (eso sí, como última medida de emergencia).

En efecto, la Comunidad Valenciana está secándose. No hay más que ver el río Júcar casi completamente seco, mientras se echan la culpa los regantes de Castilla La Mancha y la Comunidad Valenciana. Sin embargo, quiero dar una noticia a los presidentes de la Comunidad Valenciana y Murcia: El agua del Ebro no es la panacea. El Ebro no sirve para abastecer a toda España. Cierto es que hace poco ha sufrido inundaciones, pero las inundaciones son hechos puntuales. También hace unos meses la Comunidad Valenciana sufrió inundaciones (el año pasado fue uno de los más lluviosos desde hace décadas) y nadie dijo que en la Comunidad Valenciana se desperdiciaban recursos hídricos. Sigo sin entender, y además nadie me ha explicado aún, cómo puede ser que comunidades y provincias costeras (Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y Almería) se mueran de sed.

Pero por encima de todo esto hay que entender una cosa: las desaladoras y los trasvases son sólo soluciones temporales. La solución a largo plazo consiste en cambiar nuestra percepción y cultura del agua y fomentar el ahorro. Porque otro de los enigmas de esta sequía que padece la Comunidad Valenciana es que, a pesar de estar en una situación tan crítica según nuestro molt honorable president Camps, nuestra comunidad no hace restricciones al consumo de agua. Por no hablar de las desaladoras cuyas obras son paralizadas.

Pero como decía antes, debemos cambiar nuestra cultura del agua, empezando por los regadíos de los campos de cultivo y continuando por eliminar y desterrar esa manía de construir las urbanizaciones con campos de golf (treinta y tres están previstos construir en nuestra seca comunidad) y con piscinitas individuales en vez de comunitarias. Por poner "pequeños" ejemplos. Y por supuesto, debemos concienciarnos nosotros, los consumidores, y ahorrar y no malgastarla.
Hay que dejarse de demagogias baratas y elctoralistas porque el tema es muy serio. Si no, se corre el peligro de hacer chapuzas como la del trasvase Júcar-Vinalopó, aprobado por Zapatero y Bruselas, pero modificado por Camps para que el agua, en vez de ser tasvasada desde la desembocadura, sea tasvasada desde Antella (muy río arriba), hiriendo al río de muerte (está que da pena).

No voy a caer en la trampa de echarle la culpa de la sequía a Zapatero, Narbona, Camps o los "insolidarios" y "nacionalistas" catalanes. Este problema no afecta sólo al Levante español, no afecta sólo a España. En Europa también sufren sequía. Incluso en otros países del resto del mundo. ¿Tal vez sea hora de que hagamos algo también contra el cambio climático?

La solución al problema del agua (como todos los relativos al Medio Ambiente) pasa por nosotros mismos. No dudemos que estamos por encima de cualquier programa político.

11 comentarios:

Eifonso Lagares dijo...

Creo que hay que educar en la cultura del agua, empezando por transmitir a los ciudadanos que el agua es un bien escaso y que no es gratuita y que su ahorro es necesario.
pero también es necesario inversiones en infraestructuras para un mejor aprovechamiento de los recursos hidráulicos.
Y desde luego hace falta menos política y mucha solidaridad.

Un saludo

Irreverens dijo...

Los embalses y trasvases no son la solución.
Hay que construir desaladoras y, como tú y Eifonso muy bien decís, educar en el ahorro.

Pero nuestros políticos (todos) primero deben aprender a gestionar el agua, ante todo.
¿De qué sirven los embalses, si cuando llega la sequía están secos?
Y los trasvases es otra aberración más para cargarse otro río que, seguramente, ya está tocado de muerte.

Qué asco de políticos, empezando por los catalanes (que son los "míos").

Besets

Kurtz dijo...

Eifonso Lagares: el día que estemos suficientemente concienciados de que el agua es un bien escaso, será cuando incluso las infraestructuras realmente aprovecharán el agua, puesto que ahora, ni políticos ni consumidores estaos suficientemente concienciados.

Irreverens: como casi siempre, la política metiendo sus narices donde no debe. El trasvase del Ebro a Barcelona es sólo una medida de emergencia para que puedan bebe, cosa que no lo era el de Valencia que pretendía ser un trasvase estable y no precisamente para consumo humano. Por otra parte, el derogado PHN también contemplaba un trasvase del Ebro a Barceona y no era considerado como tal.
Cierto partido político mantiene opiniones diferentes del mismo tema según la comunidad autónoma en la que esté.
No me parece que los políticos vayan a ser la solución para este problema.
Besets.

Sensai dijo...

Llevo unos días pensando escribir sobre esto, pero me cabrea tanto que no podría hacerlo tan racionalmente como tu. También hay que tener en cuenta que soy aragonesa y me toca la "fibra" (por no decir una ordinariez).

Creo que para que las zonas costeras empiecen a pensar en otras soluciones, habría que empezar a pedirles un porcentaje de lo que se embolsan por tener el mar al lado. Por tener unos ingresos del turismo que llega para tomar el sol y bañarse en sus aguas, no en el Ebro.

Cada Comunidad tiene lo suyo para bien y para mal y además de gestionar el agua, lo que hay que hacer es buscar soluciones en casa y no aprovecharse de otros, que ya vale, siempre salen/imos perjudicados.

Uf! qué tranquila me he quedao!

Un beso.

Kurtz dijo...

Totalmente de acuerdo y me alegro de que te haya servido el post para que te quedes tranquila.
Jejeje.
Un beso.

Jovekovic dijo...

No puedo ni debo añadir nada más. Enlazaré tu post en "La mirada roja", me parece una lectura imprescindible.

Kurtz dijo...

Me haces un gran honor, Jovekovic, de verdad.

banderas dijo...

Hola Kurz, vengo del blog de Jovekovic y he de decir que estoy absolutamente de acuerdo que, en este tema del agua nuestra (sea o no bendita) es fundamental la concienciación, los cambios en los hábitos de consumo, de uso del suelo, del modus vivendi, etc.

El agua es y será, cada día más, un bien escaso. Los políticos, mientras tanto, haciendo demagogia con todo cuanto puedan usar como arma arrojadiza... y sus opiniones van y vienen según como venga la marea... ni más ni menos.

Una entrada redonda... sí señor.

Saludos ;-)

Kurtz dijo...

Gracia por tus palabras. Nada más que añadir a lo que comentas, salvo que spero que la concienciación del problema no llegue demasiado tarde.
Saludos.

erraol dijo...

Hola, soy aragonesa, antitrasvase se les llame asi o de otra manera, y no es oro todo lo que reluce, yo vivo en el Prepirineo muy cerca del Pirineo y estamos llenos de pantanos, pantanos que no han servido para que las gentes de las zonas invadidas por el agua hayan mejorado su vida, todo lo contrario, han perdido su vida, sus antepasados, sus costumbres, sus pueblos y sobre todo lo han perdido sin pedir su opinion teniendo que acatar lo que otros han decidido por ellos,para que otros sitios hagan un mal uso del agua que les ha inundado.
Desde muy niña, creo que fui consciente de lo que un pantano significaba, cuando tenia 10 años y mi padre me enseño el pantano de Lanuza y como ese pueblo habia quedado abandonado, senti tanta pena...
No soy persona implicada, mi pueblo sigue aqui, aunque tambien tengamos pantano, ja,ja faltaria mas, y estoy en contra de ellos, creo que ya es hora de cambiar el uso del agua, hay metodos de riego mas racionales, y en cuanto a las urbanizaciones y los tan traidos y llevados campos de golf, eso ya es el colmo, no sabia que en mi pais hubieses tanta gente que practicase este deporte... en fin es un tema espinoso y como lo vivo a diario no soy objetiva, pero me ha encantado leer tu acertada opinion un saludo desde el alto Aragon y solo espero que nuestros nietos puedan conocer nuestra tierra tal cual nosotros la hemos visto.

(Mis acentos estan de vacaciones desde hace unos dias, perdon)

Kurtz dijo...

Pues sí, hay que cambiar nuestra cultura del agua y nuestra manía de derrocharla. Como tú dices, los pantanos, trasvases y demás no solucionarán nada si desaprovechamos el agua. Pero siempre estarán ahí los políticos tratando de imponer su criterio (y ellos tampoco tienen la solución).
Saludos desde Valencia y bienvenida.