miércoles, 6 de abril de 2011

Ynestrillas carga contra la ultraderecha... y contra el PP valenciano (valga la redundancia)

Ricardo Sáenz de Ynestrillas, uno de los que fue líder de la extrema derecha, ha sacado recientemente un libro titulado La reconquista del Estado. En el libro, ha tildado a la ultraderecha de "ridícula toda" ella y reconoce que muchos han acabado "unos en el Partido Popular, y otros en organizaciones fantasma". "Son friki-fachas que organizan aquelarres nocturnos plagados de antorchas y clandestinas esvásticas (…) proxenetas y explotadores de inmigrantes y mujeres a un tiempo. Integristas católicos pasados de fechas (…) meapilas que abusan de los niños como si fueran un gallo en su Corral. Criticonas marujas desde el anonimato en Internet. Difamadores. Votantes, casi todos, del Partido Popular desde la intimidad de su chabacanería".
Pero lo más curioso viene cuando habla de las relaciones entre la ultraderecha y el PP valenciano. En su libro, Ynestrillas relata estas conexiones y explica que el presidente de España 2000, José Luis Roberto, es todo un experto en "aparentar cierto poder económico y político para poder negociar con el Partido Popular un precio a cambio del cual no presentarse a las elecciones. La mayoría de las veces, este precio se paga (por el PP) a través de las adjudicaciones de contratos mediante concursos públicos a sus empresas". Roberto, además de presidir el partido ultra y xenófobo de España 2000, ha dirigido la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne y es dueño, entre otros muchos negocios, de la empresa Levantina de Seguridad, que resultó ser la concesionaria de varios contratos de la Generalitat valenciana por servicios de vigilancia, entre ellos, la vigilancia de colegios públicos donde los empleados no se cortaban a la hora de repartir propaganda ultra entre los escolares.
Para apoyar sus acusaciones, Ynestrillas realiza una entrevista con Juanma Crespo, ex presidente de Falange Española-Frente Nacional Sindicalista en la relata las reuniones de Roberto con Juan Carlos Gimeno, diputado autonómico del PP en Valencia; y Antonio Gil Terrón, entonces conseller y ex miembro de Fuerza Nueva, en una cafetería llamada Sherlock Holmes situada frente al edificio de la Generalitat Valenciana. Según Crespo, le propusieron ayudas económicas a cambio de que no se presentasen a las elecciones municipales de 1999.
A este respecto, en las elecciones de 1999, para las que se había cocido el pacto entre el PP y la extrema derecha, sólo se presentó un partido ultra que obtuvo poco más de 2.000 votos. Años después, José Luis Roberto fundó lo que es ahora España 2000. Su empresa llegó a contratar con la Generalitat en la legislatura 1999-2003, unos seis millones de euros en una decena de adjudicaciones por servicios de vigilancia.
Las revelaciones de Ynestrillas (que no son nuevas) están levantando ampollas en la extrema derecha. Sin ir más lejos, José Luis Roberto ha denunciado al autor de la obra por injurias y calumnias. Por su parte, el PP valenciano ha preferido ignorar las acusaciones.

3 comentarios:

Jorge Arbenz dijo...

No sé qué decir, de verdad que no: todo esto es terrible.

Félix Soria dijo...

Mis felicitaciones, primero de todo por leer el libro de Ynestrillas... ¡Eres un valiente!
Y segundo, felicitaciones porque el aperitivo que sirves en el blog es altamente revelador. Gracias y un abrazo.

Kurtz dijo...

Jorge Arbenz: Con eso vale.

Félix Soria: En este mundo hay que leer de todo. Por mucho que puedas perder neuronas por el camino.
Un abrazo.