miércoles, 13 de abril de 2011

Salvador Sostres, otra vez

Hace unos días, el polemista Salvador Sostres volvía a levantar las iras de todo el mundo. Ya lo hizo en artículos anteriores e intervenciones suyas en televisión.
Ahora es un artículo suyo aparecido en El Mundo. En él, llega a justificar la violencia de género a raíz del caso de un hombre que asesinó a su pareja y después mostró su cadáver por webcam: "Porque un chico normal de 21 años que está enamorado de su novia embarazada, es normal que pierda el corazón y la cabeza, el sentido y el mundo de vista, si un día llega a casa y su chica le dice que le va a dejar y que además el bebé que espera no es suyo." El artículo se titula Un chico normal, cosa que no es Salvador Sostres.
Y es que nada puede justificar el asesinato de una pareja. Puedes sentirte un "macho herido" (expresión que también utiliza Sostres), pero eso no te justifica para emprenderla a cuchilladas con nadie.
En cuanto a Salvador Sostres, a quien me cuesta calificarlo de periodista, creo que debería dictarse una sentencia contra él, una orden de alejamiento a cualquier bolígrafo, lápiz, ordenador o máquina de escribir, con el fin de que no lo siga haciendo. Y si el mismo juez que dictara la hipotética orden de alejamiento, le obligara a ir con una mordaza puesta, tampoco estaría nada mal.

5 comentarios:

Jorge Arbenz dijo...

Sostres, chaquetero y tontaco. No digo más.

Jose Vte. dijo...

¿Y que culpa tiene en esto Pedro J. por permitir este tipo de artículos? ¡O los medios públicos, pagados por todos, generalmente madrileños y valencianos, cuando dice esas barbaridades y necedades en las televisiones?

Eso si, seguro que si alguien lo denuncia, se sentará en el banquillo de los acusados. El denunciante digo.

Vergonzoso

Kurtz dijo...

Jorge Arbenz: Con eso ya está dicho todo.

Jose Vte.: Desde luego que es vergonzoso. Ya se sabe que la Justicia funciona al revés en este país.

Anónimo dijo...

Exactamente en qué parte del artículo justifica la violencia? porque parece que dice justo lo contrario.

Kurtz dijo...

"Porque un chico normal de 21 años que está enamorado de su novia embarazada, es normal que pierda el corazón y la cabeza, el sentido y el mundo de vista, si un día llega a casa y su chica le dice que le va a dejar y que además el bebé que espera no es suyo".