sábado, 24 de mayo de 2014

Por qué no soy cristiano




Por qué no soy cristiano es un libro publicado en 1928 a partir de una conferencia que el siempre interesante y lúcido Bertrand Russell dio un año antes. En este ensayo, Russell da argumentos racionalistas en contra de la existencia de Dios. Ofrece también una visión crítica de la religión y del poder que ha ejercido a lo largo de la Historia.
Por qué no soy cristiano es una más que interesante reflexión de un autor que siempre expuso unas ideas muy claras en torno a la sociedad. Y este es de sus mejores escritos.

3 comentarios:

Victor J. Garijo dijo...

debe de ser muy interesante.

Ana A dijo...

Hasta cierto punto normal que no me gustara el libro, pues me considero cristiana. Pero lo leí, me interesa conocer los argumentos de los no creyentes. No me convenció nada. Al fin y al cabo, son dos mundos diferentes el de la creencia y el de la razón, sí se pueden señalar las deficiencias de las instituciones religiosas- Ahora bien, de entrada negar a la creencia toda legitimidad no me parece bien. Si hay sinceridad y hay coherencia de vida, muy difícil, ser creyente es una opción tan válida como la de Rusell.
Conocimiento del otro, reflexión, y tolerancia en una sociedad "multimuchascosas"

Kurtz dijo...

Víctor: Lo es.

Ana: Por supuesto, yo respeto a cualquier creencia. El problema es que en muchos casos no se nos deja creer lo que queramos. A muchos, de hecho, se nos impone una creencia desde el nacimiento y no se nos deja salir de ella pensemos lo que pensemos.
Russell evidentemente da argumentos racionales y con ellos niega la existencia de Dios. Igual que un creyente "demuestra" (y lo entrecomillo porque no creo que sea una demostración) la existencia de Dios basándose en la fe. Por supuesto, las formas de argumentar de uno y de otro son incompatibles. Pero del mismo modo que a ti no te convence Russell para mí la Biblia no deja de ser un compendio de historias ficticias.
Reitero: Por supuesto es tan válido creer como no creer como creer en cualquier otra cosa. El problema está cuando se intenta imponer una creencia o se causa daño en nombre de esa creencia. Ojalá existiera esa tolerancia, por parte de todos.