sábado, 25 de junio de 2016

Reflexionando...

A estas alturas ya debería estar decidido a quién va a votar cada uno. Más fácil debería ser decidir a quién no votar. Aún así, si aún queda algún indeciso, que haga memoria de lo sucedido estos últimos años (y no me refiero solo a los de Rajoy), que examine con detenimiento los comportamientos de cada partido, que lea el programa de cada partido o las principales medidas que se plantean (aunque esto debería haberse hecho hace unas cuantas semanas).
En fin, el futuro de este país de aquí a cuatro años está en juego. Los modelos de país de cada uno están claros. Pensemos y reflexionemos bien cuál preferimos, no vayamos después a arrepentirnos como les está pasando a muchos británicos.