lunes, 19 de marzo de 2012

No, no falta dinero

Con la excusa de la crisis, los políticos nos están soltando un montón de mentiras. La más extendida, para justificar los recortes y la privatización de los servicios básicos, es la de que no hay dinero para sostener el sistema de bienestar. Esto es falso.

Si se persiguiera el fraude fiscal, si la Iglesia pagara los impuestos como cualquier otra institución, si los políticos cobraran menos y no tuvieran tantas dietas y tantos gastos inútiles, si los ladrones y corruptos devolvieran el dinero robado o defraudado, si los que deben dinero lo pagarán (sí, estoy mirando a los clubes de fútbol), si no se permitiese la especulación económica y si se dejara de subvencionar a la Iglesia, a los partidos políticos y a los sindicatos, estoy seguro de que si que habría dinero. Hasta sobraría.

3 comentarios:

albers dijo...

Eso que tu dices Kurtz, es la realidad que, cuando las cosas van zafando más o menos normales... no se nota la mediocridad... y cuando comienzan los problemas, van quedando las miserias humanas de los dirigentes políticos al descubierto. Nosotros los argentinos somos unos especialistas en eso, tenemos historias pasadas y vivas aún, te aseguro que tu realidad es idéntica a la nuestra.

Un abrazo.

Nicolás dijo...

Siempre encontrarán diero para lo que de verdad les interesa. Y no parece parece que la educación y la sanidad esté entre sus prioridades.

Kurtz dijo...

Albers: Sí, de miserias políticas vamos sobrados en España y Argentina, por lo que veo.
Un abrazo.

Nicolás: Algo ante lo cual deberíamos levantarnos, pero ya.