miércoles, 28 de marzo de 2012

Allá donde fueres, haz lo que vieres

En Valencia, el Gobierno cuestiona el Valencia Summit, pero no su legalidad. Otra más de las incoherencias del Gobierno valenciano. a este paso, pronto nos dirán que Camps era corrupto, pero era un buen presidente.
De los negocios que llevó a cabo Iñaki Urdangarín en Valencia, lo único que se puede concluir es que Urdangarín siguió aquello de "Allá donde fueres, haz lo que vieres". Y como vio que en Valencia todos estafaban y robaban, él hizo lo mismo.
El pasado mes de febrero, el duque de Palma y yerno del rey declaró ante el juez por sus corruptelas. En lo que respecta a Valencia hay una cantidad de hechos que cuestionan la legalidad de los contratos que se firmaron en Valencia. Por ejemplo, el Instituto Nóos encargó a un empresario barcelonés la emisión de trece facturas falsas "por trabajos no realizados" para justificar ante la Generalitat valenciana el cobro por el proyecto de los Juegos Europeos. Como ya se sabe, los Juegos Europeos, que deberían haberse celebrado en Valencia, nunca se celebraron. A pesar de ello, Urdangarín recibió más de 300.000 euros por las "gestiones" que llevó a cabo. Con respecto a estas facturas falsas, mostradas ante el juez por el empresario Pablo Herrera, administrador de BPMO Edigroup, tienen fecha del 17 y 18 de mayo y un importe de 10.000 y 4.000 euros respectivamente. Hay que reconocer que, en el caso concreto de estas facturas, la Generalitat las rechazó por no contener el CIF y porque no se especificaba los eventos por los que se cobraba.
Por otro lado, en su declaración ante el juez, Urdangarín reconoció que Francisco Camps dio luz verde al Valencia Summit tres días después de una reunión cerrada con Rita Barberá. En esa reunión fue en la que Urdangarín propuso tres ediciones del Valencia Summit, un evento deportivo y turístico, organizado por el Instituto Nóos, y que debía servir para promocionar a Valencia como sede de los hipotéticos Juegos Europeos.
Pero también han ido saliendo a la luz nuevos datos. Durante el interrogatorio a Urdangarín, uno de los fiscales mostró una nota manuscrita, en la que había apuntado un número de una cuenta en Suiza. A través de esta cuenta, un empresario jordano cobró dinero de Aguas de Valencia por un trabajo que le realizó. Urdangarín aseguró que simplemente fue el mediador entre la empresa valenciana y el empresario jordano. Sin embargo, según algunas informaciones, Urdangarín llegó a cobrar una comisión de 125.000 euros, a pesar de que esos proyectos no se llevaron a cabo. El proyecto de Aguas de Valencia era la realización de trasvases en dos ríos jordanos (y los valencianos muriéndonos de sed, según la propaganda oficial del Gobierno valenciano). La empresa justificó el pago como "gestiones realizadas por el duque de Palma para conseguir que Aguas de Valencia las obras de trasvase de los dos principales ríos de Jordania y unas labores de intermediación con el Reino de Marruecos para adquirir y urbanizar unos terrenos en Tánger". La comisión pagada por aguas de Valencia fue de 250.000 euros, aunque no se sabe que pasó con los otros 125.000 euros Y como ya he dicho, los proyectos de Aguas de Valencia no se llevaron a cabo.
En definitiva, no se puede culpar a Urdangarín. Allá donde fueres, haz lo que vieres.