jueves, 10 de mayo de 2012

Corrupción en Ibi

Hace tres años comenzaron a aparecer los primeros indicios de que algo se cocía en Ibi (Alicante). Pero la cosa no quedó ahí.
Recientemente, la exconcejal de la localidad Felicidad Peñalver denunciaba que la alcaldesa Mayte Parra y el teniente de alcalde Miguel Ángel Agüera tienen cuentas bancarias en Suiza. La denuncia se basaba en una información anónima de la que se desprende que Parra ingresó 1,2 millones y Agüera 1,3 millones en dichas cuentas. Por su parte, la alcaldesa lo niega y se va a querellar contra Peñalver.
En cualquier caso, la denuncia de Peñalver no es la única que se está investigando. El Juzgado de Instrucción Número 2 de Ibi tiene una investigación abierta por el llamado Caso Caja B del polideportivo municipal. Por entonces, dimitió la concejal del PP Ana Sarabia, ahora secretaría de CDL. En relación a este caso y sus viajes, la última en declarar ha sido la propia alcaldesa Mayte Parra.
José Antonio Osurbe, exconcejal de Hacienda, Comercio y Promociones Económicas en Ibi también está siendo investigado por un delito de cohecho continuado.
Otra investigación también afecta al gerente del polideportivo, por unas facturas falsas por unas obras en el polideportivo y el trasvase de dinero a países como Nueva Zelanda, Chipre, Inglaterra, Uruguay y Suiza.
A ninguno nos extrañaría si estos casos se añadiera  a la lista de casos de corrupción de la Comunidad Valenciana. Yo, sin embargo, veo algo curioso. La corrupción está muy extendida en esta comunidad. Si esto es real, tendríamos a políticos de una localidad de poco más de 23.000 habitantes con cuentas millonarias en Suiza, traspasando dinero a otros países (para que luego digan que la crisis la hemos provocado nosotros por vivir por encima de nuestras posibilidades). Nos podría un caso de corrupción "normal" si se diera en una gran ciudad. Pero estamos hablando de una ciudad de poco más de 23.000 habitantes.