martes, 11 de diciembre de 2012

En periodismo no todo vale

En el 2005, Evo Morales ganó las elecciones en Bolivia y se convirtió en presidente del país. Unos periodistas españoles, de la COPE concretamente, se hicieron pasar por el presidente español de entonces, José Luis Rodríguez Zapatero, y contactaron con Morales, al que felicitaron por su victoria. Sin embargo, sólo era una pretendida broma radiofónica que a punto estuvo de provocar un incidente diplomático, aunque la cosa no fue a mayores.
Hace unos días, dos periodistas de una emisora de radio australiana, 2Day FM, llamaban al hospital donde estaba ingresada Kate Middleton, haciéndose pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos. Una enfermera cogió la llamada y cayó en la broma. El pasado viernes, esta enfermera era hallada muerta en su domicilio de Londres. Se había suicidado.
Ambas bromas, aunque con desenlaces significativamente diferentes, tienen algo en común: la creencia de que hay que hacer cualquier cosa por aumentar las audiencias. Y esto no debe ser así. Esta creencia debe ser erradicada por el bien del periodismo. de nada sirve ahora que los periodistas australianos responsables de la broma que provocó el suicidio de la enfermera lloren ahora delante de las cámaras. El daño ya está hecho. Una mujer se ha suicidado.
El espectáculo no lo debe ser todo. La audiencia no debe ser el fin que justifique ese espectáculo. Se supone que los periodistas que están trabajando en cualquier medio son adultos con sentido común y dos dedos de frente. Ya deberían saber que hay bromas insoportables y pesadas con consecuencias imprevisibles. Ridiculizar a una enfermera haciéndole creer, delante de todo el mundo (porque ahora las audiencias están más globalizadas que nunca), que habla con la reina inglesa no es una broma que no vaya a tener consecuencias (presión social, presión laboral, presión política, vergüenza nacional; cosas que no todo el mundo es capaz de soportar). No estamos hablando de una broma perpetrada por niños sin entendimiento; estamos hablando de adultos. Y ya deberíamos saber eso: que en el periodismo no todo vale por la audiencia, como decía antes. Aunque claro, el problema también está en que muchos son realmente seudoperiodistas cuyo único objetivo es crear audiencia. Y así, van muy mal los medios de comunicación.

2 comentarios:

logdelprogramador dijo...

Hay una pregunta que no acabo de escuchar en los medios: ¿la enfermera estaba en tratamiento o pasaba una mala situación?

Kurtz dijo...

Lo desconozco. En cualquier caso, me parece un detalle secundario.